Al igual que Riquelme, Valera estaría llamado a ser un jugador diferencial en el equipo. / Avelino Gómez

Una defensa «muy joven» y un equipo con centímetros para la estrategia

La secretaria técnica encabezada por Chema Aragón trabaja a destajo para sumar el máximo de piezas antes del inicio liguero con el Sporting

TONI CABALLERO

El nuevo Mirandés va cogiendo, con el paso de los días, la forma que desea el arquitecto deportivo del cuadro de Anduva, Chema Aragón. Con 17 jugadores en plantilla, todavía puede llegar alguna pieza más antes de que finalice la semana, los rojillos afrontarán la primera jornada de liga con un numero aceptable de futbolistas en cada una de sus lineas y bajo la misma premisa de cursos anteriores: ser protagonistas sobre el césped.

En comparación con las pasadas campañas, el nuevo Mirandés contará «con varios zurdos en la zona central de la defensa», avanzaba ayer Chema Aragón; una zaga que, como era de esperar, volverá a ser muy joven, con una de las medias de edad más bajas de la categoría (actualmente, es de 21,6 años entre los 6 jugadores disponibles); pero «con la información que manejo, puede quedar muy bonita».

En portería, Alfonso y Ramón Juan habrán de complementarse para que no se note la marcha de Raúl Lizoain. Ambos porteros buscan continuidad en la categoría de plata y poseen carácter de sobra para liderar al equipo desde atrás. «Sin desmerecer a Raúl y a Limones, creo que la portería está muy bien defendida este año», añade Aragón.

Respecto a la medular mirandesista, actualmente son 7 los jugadores disponibles para Joseba Etxeberria, si se incluye a los extremos como Juanlu o Nico Serrano en esta línea. Hasta la fecha, se trata de la zona más poblada y con más variantes del cuadro de Anduva, ya que cuenta con hasta 4 mediocentros puros(Prados, López, Oriol y Rementería), unos más posicionales y otros de más desarrollo; un centrocampista ofensivo como Gelabert; y 2 jugadores exteriores que también pueden actuar por dentro, Juanlu y Serrano.

Otra de las línea maestras destacadas por el director deportivo mirandesista es la altura con la que contará este año el Mirandés para materializar jugadas de estrategia. Sin ir más lejos, incorporaciones como las de Raúl García (1,92 metros); Juanlu (1,86), o Parra (1,87) aportan potencial a balón parado. «Tenemos más centímetros que el año pasado, a ver si esto nos puede ayudas para hacer más goles de estrategia», argumentó Aragón.

Por último, con una veintena de días por delante para que se cierre el mercado, la parcela deportiva mirandesista se muestra tranquila:«El año pasado, al final llegaron Brugui, Hassam y Arroyo. Esta semana ha llegado Juanlu y Nico, y esperamos que se sumen otras incorporaciones para llegar con el máximo de jugadores posible a competir los primeros puntos».