Víctor Sanchís se estrenó como titular en LaLiga ante el Zaragoza al ser uno de los tres centrales rojillos. / Avelino Gómez

Ya han debutado 4 jugadores del filial

Olguín, Sanchís, Erik y Durán han disputado esta temporada partidos oficiales de la Liga o la Copa con la plantilla profesional

ÁNGEL GARRAZA

No es un hecho habitual y menos todavía en el Mirandés, dada la distancia que existe entre la Segunda División, donde compite el primer equipo y la Tercera, ahora RFEF, donde lo hace el filial. Son tres peldaños de diferencia los que hay entre una y otra categoría, lo que hace más complicada la incorporación de efectivos al fútbol profesional. No obstante, esta temporada ya han sido cuatro los futbolistas del Mirandés B que se han estrenado, bien sea en la Liga o en la Copa, algunos incluso en ambas competiciones, en las filas del bloque que dirige Lolo Escobar.

Los defensas Sanchís y Durán, el pivote Olguín y el delantero Erik son los que han debutado. Algunos lo han hecho en la competición de la regularidad como consecuencia principalmente de las bajas por el coronavirus, si bien los cuatro han participado en los encuentros coperos, para participar con motivo del capítulo de rotaciones que abrió el técnico del primer equipo para dar minutos a los meritorios y, asimismo, descanso a los que más tiempo han permanecido sobre el césped durante los primeros meses.

Sanchís ha sido titular en cuatro encuentros: tres del torneo del KO y ante el Zaragoza, el pasado 2 de enero. El central barcelonés (20 años) disputó el primer tiempo frente a los maños y disfrutó de su primera titularidad en un duelo de LaLiga. Vio una tarjeta amarilla y se quedó en el vestuario en el descanso. Integró la línea de cinco defensas que el Mirandés empleaba por primera vez desde el inicio de un partido.

Acumula casi 300 minutos en total porque ha sido titular en tres choques coperos: se estrenó ante el San Roque de Lepe, jugando 87 minutos (0-3); permaneció los 90 en el campo ante el Lugo en la cita que supuso el paso de ronda de los mirandesistas (1-2) y repitió presencia en el once inicial contra el Rayo Vallecano la noche de Reyes (0-1). Era un rival de Primera División, pero el inquilino del banquillo creyó conveniente hacer jugar a los futbolistas que habían llevado al equipo hasta el cruce de dieciseisavos de final.

Olguín (20 años) ha intervenido en la recta final de dos citas ligueras: ante Huesca (0-1) y Zaragoza (2-0), ambas en Anduva. Con anterioridad, formó parte de la medular contra el San Roque, al que marcó un gol que sirvió para inaugurar la cuenta realizadora del conjunto de Miranda.

Participó en 56 minutos tras entrar en el once, al igual que hizo contra el Lugo en el mismo torneo para disponer de más minutaje: 86. Jugó, posteriormente, los 90 contra el Rayo. Tres envites coperos en una competición en la que ha sido uno de los protagonistas del cuadro jabato que llegó hasta los dieciseisavos.

El delantero Erik Rafael (21 años), por su parte, fue partícipe del triunfo ante el Zaragoza en LaLiga aunque solo fuese para jugar los últimos instantes. También entró al final en Lepe. Minutos testimoniales, pero que le han supuesto debutar con el grupo profesional tras ser el máximo goleador del Mirandés B al contabilizar siete dianas (ante Arandina, Palencia, Virgen del Camino, Numancia B (2), Astorga y Cultural B).

El lateral izquierdo Juan Durán (acaba de hacer 21 años), recaló esta campaña en el club para competir en Tercera y se incorporó en la recta final del compromiso en Lepe. Jugó los últimos instantes de aquel duelo para estrenarse también como miembro puntual del primer equipo.