Debut del club blanquinegro en Anduva en el fútbol profesional

A. GARRAZA

El Mirandés recibirá mañana por vez primera al Burgos en Anduva en Segunda. Nunca hasta ahora habían coincidido en el fútbol profesional rojillos y blanquinegros, al haberlo hecho hasta la fecha solo en divisiones inferiores.

El equipo jabato logró su primer ascenso a LaLiga el año 2012. Desde entonces, acumula ocho temporadas en la categoría de plata, mientras que su oponente de mañana consiguió subir al segundo escalafón del fútbol nacional en 2021. Hace, por lo tanto, solo unos meses.

Desde que el Burgos CF se refundara en 1994, este conjunto disputó una sola campaña en Segunda A: la 2000/01. Acto seguido, descendió, de ahí que hasta el que tendrá lugar este domingo no constan emparejamientos más allá de Tercera y Segunda B, que es donde han coincidido estos años.

Filip Malbasic

En otro orden, hoy hablará Julián Calero, entrenador del Burgos, con motivo de la previa sobre el partido de Anduva y ayer fue el turno del delantero serbio Filip Malbasic. El burgalesista también se refirió a la importancia del duelo, principalmente porque «estamos en disposición de mirar más hacia arriba que hacia abajo en la clasificación». Allí recuerdan que antes de esta jornada 35 se encuentran a cinco puntos de poder jugar el 'play off' de ascenso.

«Estamos en una situación muy buena y damos importancia más a esto. Es posible llegar a jugarlo, pero va a ser difícil porque hay muchos equipos que también tienen ese objetivo. Nos quedan ocho jornadas y a ver hasta dónde llegamos».

El futbolista puede jugar en punta, en banda o por detrás del ariete. No se descarta que en esta ocasión se desenvuelva en la posición donde lo hace Valcarce, baja por sanción federativa. Podría estar escorado a una banda, la derecha, y Guillermo actuar de referencia en el ataque.

El jugador señala, en este sentido, que es decisión del entrenador y que se puede acoplar a cualquier demarcación.