Debe confirmar las buenas sensaciones

Caludio se perfila como titular en su regreso a Mareo y buscará incrementar su cuenta goleadora. /Avelino Gómez
Caludio se perfila como titular en su regreso a Mareo y buscará incrementar su cuenta goleadora. / Avelino Gómez

El Mirandés abre la jornada frente al filial gijonés con la intención de no perder la estela del líder que ayer volvió a ganar sin apuros

MARÍA ÁNGELES CRESPO

La última cita en Anduva dejó una grata sensación a los que presenciaron el choque entre los rojillos y el Langreo. No le faltó el pasado domingo al Mirandés más que estar un poco atinado de cara a puerta. Su superioridad fue manifiesta pero el marcador se quedó raquítico. No importó porque lo fundamental fue que los tres puntos se quedaron en casa.

El partido fue uno de los mejores de la escuadra de Borja Jiménez y lo que hoy toca es certificar esas buenas sensaciones, constatar que el equipo está en progresión. Además, teniendo en cuenta que el Racing volvió a golear ayer –se impuso por 0-4 al Durango–, el Mirandés tiene que conseguir un resultado favorable para no perder la estela del líder que parece enfilado hacia el título de campeón de grupo.

Los de Anduva van a tener que medirse a un Sporting B que lleva cuatro partidos consecutivos sin conocer la victoria. En sus dos últimas citas en casa no ha podido sumar más que un punto, el sumado tras su empate a dos contra el Gernika.

En su última presencia ante los suyos cayeron por 0-2 frente al Logroñés y el Mirandés tendrá que intentar aprovechar los nervios de los gijoneses para sacar provecho de las dudas que puedan tener.

Para eso los rojillos no podrán acudir hasta las instalaciones de Mareo con intenciones especulativas, va a tocar salir muy concentrados y con ánimo dominador; buscando la portería contraria sin descuidar el trabajo en la zona defensiva.

Después de los últimos resultados cosechados por el Mirandés fuera de casa es de suponer que todo el equipo haya aprendido ya la lección y que si logra, como es el objetivo, hacerse con el mando y colocarse por delante en el marcador, sepa después conservar la renta, ser expeditivo a la hora de alejar el peligro y no dar ninguna ventaja a sus rivales en las jugadas a balón parado, un verdadero martirio para los rojillos en los últimos desplazamientos.

El rival de hoy en el partido en horario poco habitual, las doce del mediodía, es un filial, y no son estos los conjuntos que mejor se le dan a los rojillos, pero tendrá el Mirandés que intentar imponer su veteranía para desactivar el ímpetu y las ganas que siempre se presuponen a conjuntos jóvenes, equipos capaces de los mejor y de lo peor que en Anduva, en el partido de la primera vuelta complicaron, y mucho las cosas a los de Jiménez.

En aquel entonces los dos contendientes se repartieron los puntos merced al 1-1 final, así que el Mirandés tiene un plus más a la hora de medir hoy sus fuerzas contra ellos. En esa tarea en la que deberán emplearse a fondo los que sean elegidos para aportar más o menos minutos a lo largo del duelo, el equipo estará acompañado en las gradas. Sentirá, sin duda, el apoyo y el ánimo de los que ya ayer salieron hacia Gijón con la esperanza de regresar esta tarde con la satisfacción de ver a los suyos consiguiendo un triunfo fuera de casa, el que sería, como todos desean, el primero de la segunda vuelta de la Liga.

Regresa Cerrajería

Por lo que respecta a la convocatoria realizada por el técnico rojillo la única novedad reseñable es que ha vuelto a ser incluido entre los dieciocho el centrocampista Galder Cerrajería. Ha apostado pues Jiménez por un hombre más en la medular en detrimento de un delantero; el sacrificado en esta oportunidad ha sido Ernest.

De esta manera parece probable que el equipo que se vea hoy en Mareo no difiera en exceso del que jugó el pasado domingo en Anduva. Suele el entrenador rojillo hacer algunas variaciones en ataque y podría darse el caso de que hoy en punta volviera a dar entrada desde el inicio a Claudio Medina para acompañar o a Matheus o a Rodrigo.

En el resto de posiciones no se prevén modificaciones y el equipo será el que se está convirtiendo en habitual y clásico en las últimas jornadas.