Anduva acogió el entrenamiento previo al amistoso de esta tarde. / CDM

Cuarto y último test veraniego

El conjunto jabato recibe a Osasuna (19 horas) en la prueba que cerrará la preparación de ambos equipos antes de que arranque la Liga

A. G.

El Mirandés recibirá a Osasuna esta tarde, a las siete, en Anduva en el que será el último test de pretemporada, la prueba que cerrará los ensayos estivales antes de que arranque lo realmente importante, la Liga, el sábado, 13 de agosto, ante el Sporting.

No han sido muchos los amistosos programados para este periodo. Solo cuatro. Entre otras cuestiones porque la confección de la plantilla se realiza de forma pausada y, por lo tanto, tampoco tendría mucho sentido rellenar en exceso de bolos este tramo al haber un número escaso de efectivos como para completar un número elevado de partidos. Así que ante el conjunto pamplonés de los mirandeses Sergio Herrera e Iker Benito se dará carpetazo a las sesiones veraniegas.

Lo siguiente ya tendrá trascendencia. En juego ya habrá tres puntos. Mientras tanto, la primera plantilla, con la aportación de los cinco efectivos del filial que participan en la pretemporada, desarrolló ayer un entrenamiento en Anduva a puerta cerrada.

Una de las novedades con respecto al envite ante el Athletic será la presencia del lateral izquierdo José Salinas. Acababa de llegar a Miranda el fin de semana pasado y tras el largo viaje se entendió que lo más idóneo era no forzar. De tal manera que debutará hoy con la camiseta rojilla en el flanco zurdo de la zaga.

Ayer se dio a conocer la incorporación de otro lateral, en este caso derecho: Raúl Parra. Puede darse una situación similar a la de su ya compañero. Quizás pruebe y en función de las sensaciones que tenga en el calentamiento, intervenir en el choque. No se descarta que pueda jugar algún minuto.

Enfrente, un cuadro navarro que afrontará esta mañana en Tajonar (11 horas) un primer partido frente al Burgos y que también cerrará su preparación en lo que respecta a encuentros previos con el enfrentamiento posterior ante el Mirandés. Es de suponer, por lo tanto, que su técnico, Jagoba Arrasate, dispondrá de dos equipos diferentes para encarar los dos encuentros que jugarán, uno en casa y el segundo fuera aunque cerca de su localidad, con apenas seis horas de diferencia.