Conversaciones para que el extremo Valera llegue cedido por el Atlético a Anduva

El jugador de 20 años está en la agenda de la dirección deportiva, al igual que el central ecuatoriano del Las Palmas, Erick Ferigra

A. G.

Germán Valera, un extremo murciano de 20 años que pertenece al Atlético de Madrid, es uno de los nombres que figura actualmente en la agenda de la dirección deportiva del Mirandés como posible refuerzo para la banda, principalmente la derecha.

Las buenas relaciones existentes entre el club colchonero y el Mirandés, sobre todo tras comprobar el resultado exitoso de las cesiones de Camello y Riquelme la temporada anterior, pueden resultar un factor clave para que la entidad de Madrid opte por repetir préstamos con destino al equipo de Anduva.

En esta oportunidad, del extremo Germán Valera, un jugador que no tiene sitio en la primera plantilla rojiblanca y que ha permanecido cedido las últimas temporadas en el filial de la Real Sociedad y el Tenerife. En ambos conjuntos en Segunda División, de ahí que a su edad y con su experiencia pese a la juventud ya no va a bajar un escalafón después de encadenar dos campañas consecutivas en el fútbol profesional, mientras la máxima categoría se le puede quedar todavía algo grande.

Se le busca desde su club de origen una cesión en Segunda División y aquí es donde aparece el Mirandés como uno de los clubes que podría acoger al joven futbolista de Murcia para sumar efectivos a un bloque por formar casi en su totalidad.

Así lo recoge el periodista Ángel García Álvarez, quien asegura en su portal especializado que «podría salir cedido» al Mirandés. Es una de las opciones.

Debutó en Primera

El extremo, incluso, ya ha llegado a debutar en Primera División con el primer conjunto txuri urdin. Ante Sevilla, Granada y Elche dispuso de minutos el último curso hasta completar 48.

Otro jugador que ha sonado, según la misma fuente, para recalar en el equipo de Miranda es el central ecuatoriano Erick Ferigra. Tiene 22 años, sin sitio en Las Palmas, club que le buscaría una cesión. Aquí es donde aparece un Mirandés que, de momento, está sin centrales.