Barbu, que cuajó otro notable encuentro, celebró la victoria al final. / A. Gómez

El conjunto rojillo despide la Liga en 2022 con cinco puntos por encima del descenso

Mete a la Ponferradina en el pozo, en el que sigue el Lugo pese a ganar 1-0 al Granada y del que sale el Racing tras superar al Cartagena por 0-3

A. GARRAZA

. El Mirandés dio otro pequeño estirón en la tabla. Sube puestos –falta que concluya la jornada, que lo hará mañana con el Leganés-Zaragoza– y lo que no es menos importante solventó de forma satisfactoria su último duelo del año y de la primera vuelta ante un rival directo. Ya sabe que va a concluir 2022 con cinco puntos por encima del descenso.

Si se tiene en cuenta de dónde viene, tal y como apunta siempre que tiene ocasión Etxeberria, no se puede decir que sea una mala puntuación. Ni mucho menos.

Su triunfo frente a los bercianos sitúa a éstos otra vez en puestos de descenso a Primera RFEF. Les aventaja en cinco puntos, que es la misma distancia que mantiene con el Lugo porque el cuadro gallego, que es el que marca actualmente la zona roja con 21 unidades, ganó ayer con un solitario gol de Loureiro al Granada. Constituyó una de las sorpresas de la tarde.

Otra llegó después de conocer que el Racing, anterior rival al que venció el equipo de Miranda, superó con solvencia, al menos en cuanto al resultado, al Cartagena en Cartagonova. Despachó a los blanquinegros con un contundente 0-3 a su favor.

El exrojillo Íñigo Vicente abrió la cuenta anotadora. Le siguieron Mboula y Aldasoro. Estas tres dianas hacen que los verdiblancos se hayan instalado fuera del pozo. También suman 21 puntos, al igual que los albivermellos y los de la provincia de León. Las Palmas, por su parte, durmió líder tras vencer al Villarreal B (0-1).