Joseba Etxeberria y Julián Calero se dieron la mano ayer sobre el césped de Anduva. / A. Gómez

Los clubes fomentan el buen ambiente antes del derbi de Anduva

A. G.

Los entrenadores Joseba Etxeberria y Julián Calero se fotografiaron juntos en la imagen oficial del partido que jugarán mañana Mirandés y Burgos. El acto tuvo lugar sobre el césped de Anduva pasadas las 13.30 horas a modo de mensaje, para expresar el deseo de todos: que todo transcurra con normalidad. Cada afición animando a los suyos, con rivalidad, pero sana, dentro siempre de unos cauces deportivos. Por tal motivo, se concretó el posado de ambos técnicos, al igual que se ha hecho en derbis que se diputan en otras localidades. «Que se viva desde la pasión y la emoción, que se vea un ambiente muy bonito, cada afición animando a su equipo. Este tipo de partidos se convierten en un momento muy importante para dar ejemplo de deportividad desde la pasión», dijo Etxeberria minutos antes de plasmarse la foto.