Aficionados siguen las evoluciones del equipo desde el exterior de los anexos durante la pandemia. / A.

El club se suma a la tendencia de firmar autógrafos y fotografiarse con la afición

El Mirandés iniciará la pretemporada el martes en Anduva en un día de puertas abiertas; el lunes, la plantilla se someterá a las pruebas médicas

ÁNGEL GARRAZA

A imagen y semejanza de la iniciativa que han puesto en marcha durante estas primeras jornadas otros clubes radicados en un ámbito geográfico cercano, tales como la Real Sociedad o el Athletic, al permitir el acceso de sus aficiones a unos entrenamientos tras los que los miembros de las plantillas firman autógrafos y se fotografían junto a los hinchas, el Mirandés ha optado por seguir este ejemplo. Lo hará el primer día de trabajo efectivo, que tendrá lugar, finalmente, el próximo martes, 12 de julio, sobre el césped del estadio de Anduva.

El lunes 11, fecha señalada para iniciar el trabajo, se ha reservado para que los jugadores que actualmente se encuentran en el equipo, un total de nueve con los dos lesionados, Simón Moreno y Gelabert, que desde este semana se ejercitan en solitario en las instalaciones municipales, se sometan a las correspondientes pruebas médicas, de obligado cumplimiento, antes de que arranque la pretemporada.

Será, por lo tanto, en la jornada siguiente cuando el cuerpo técnico de Joseba Etxeberria realice una primera toma de contacto con un grupo aún muy escaso de efectivos. A diferencia de otros años, cuando el primer ensayo se llevaba a cabo en los anexos, también a puerta abierta –salvo cuando se suprimió el acceso tras irrumpir el coronavirus, motivo por el cual hubo que adoptar otro tipo de medidas impuestas, asimismo, por LaLiga–, esta vez el lugar elegido es el terreno de juego de Anduva, donde se abrirán las puertas para permitir la entrada de quienes lo deseen.

«Lo quiere hacer arropado de su gente. Después de las pruebas físicas que se llevarán a cabo en las instalaciones de Anduva a puerta cerrada el lunes, este martes, 12 de julio, el equipo saltará al césped en una sesión a puerta abierta para todo el público que quiera presenciar, a partir de las 10.30 horas, el primer entrenamiento oficial de la temporada 2022/23», señalaron desde la entidad al anunciar la novedad de esta jornada.

«Tras esta primera sesión de entrenamiento en campo, los jugadores se fotografiarán con los aficionados allí presentes y firmarán autógrafos. ¡Que luzca el rojo y negro en las gradas en este primer día de curso!», apuntaron en el club ante la programación de una actividad que posibilitará el intercambio de impresiones y gestos entre futbolistas y afición rojilla nada más concluir el entrenamiento.

Años atrás se desarrollaban actos similares respecto a la firma de autógrafos y fotografías con los protagonistas, pero se celebraban ya avanzada la temporada, en la sede del club, principalmente a través de la rúbrica por parte de dos o tres jugadores de la primera plantilla de pósters y otros artículos en una iniciativa que se organizaba en horario de tarde.

Ahora, en plena época estival, se pretende conectar desde el primer día con la hinchada, desde el primer día de trabajo, aunque el Mirandés solo contabilice, a día de hoy, un tercio de la plantilla para competir la próxima temporada en Segunda División, a partir del día 13 de agosto ante el Sporting.