El club rojillo elogia la actitud de Meseguer; «es el mejor fichaje»

A. G.

Una de las dudas en la recta final del mercado estival de fichajes radicaba en la continuidad de Meseguer, un futbolista pretendido por otros clubes, pero que se queda en el Mirandés a pesar de que ha sonado durante estos últimos meses el interés de algún equipo por él. Aunque es cierto que ha habido alguna propuesta, tampoco se planteó con la insistencia y en los términos que se rumorearon en la recta final del mercado estival. Ha habido mucho más ruido que aspectos concretos sobre la mesa. Sea como fuere, el del murciano no es un fichaje nuevo como tal, pero casi.

«Estoy encantado con Víctor. Con todos los fichajes que hemos hecho, para mí el mejor ha sido la continuidad de Meseguer. Por lo que representa porque es una apuesta de la temporada pasada que hacen el club y la dirección deportiva pagando un traspaso a otro club, lo que no era habitual. Para mí, se comió la categoría», significó Chema Aragón.

De tal manera que «era obligatorio valorar al jugador en la medida que podemos» y por tal motivo, pasa a tener ficha profesional. «Queríamos haberle valorado todavía más económicamente, pero el límite salarial está como está. Estamos encantados de que Víctor esté con nosotros y, sobre todo, estoy encantado de la persona que tengo».

Desde la dirección deportiva se asegura que «no ha habido ningún mal rollo en toda la pretemporada, que si me quito o no entreno, que si me voy, etcétera. Ha venido un poquito mareado, sí es cierto, pero cuando llegó se dio cuenta de que estaba en Miranda, vio el campo de entrenamiento y, a partir de ahí, todo ha sido normal. Cuando ha estado fuera es porque ha tenido una sobrecarga, no por otras cosas. Él quería entrar de inicio en Málaga y ha estado siempre en la línea de todos los futbolistas, de trabajar igual que el resto».

Meseguer, en cualquier caso, «sabe que ahora mismo hay pocas plataformas de trampolín mejores que Miranda» y ese es un argumento válido para un futbolista que solo tiene 22 años de edad y un futuro, más bien ya presente, muy prometedor.