Chema Aragón, director deportivo del club rojillo. / Avelino Gómez

El club rojillo no acepta y el Oviedo busca director deportivo

A. G.

El Mirandés no da su brazo a torcer en cuanto a rebajar la cláusula de rescisión que es de un millón de euros si es un equipo de Segunda División el que lo quiere, ni acepta otras fórmulas alternativas para que el Oviedo se haga con los servicios de Chema Aragón, el director deportivo del club rojillo hasta el mes de junio del próximo año. De ahí que en la entidad carbayona se centren ya en otras alternativas una vez que la salida del vallisoletano de la de Miranda se antoja, al menos a día de hoy, muy complicada.

Casi imposible salvo que en las próximas horas se produzca un cambio radical de los acontecimientos. No se ha llegado a ningún acuerdo entre las partes implicadas. En Asturias esperaban que lo pudieran alcanzar el pucelano y el Mirandés, dado que no iban a pagar el millón de euros –de hecho, allí no se pensaba llegar ni al 10% de esa cuantía– y eran conscientes de que el club al que pertenece Aragón no veía con buenos ojos proceder a una reducción sustancial de la cantidad estipulada en su último contrato.

Al estancarse las negociaciones, en el Principado ya mantienen conversaciones con otros directores deportivos. Era su principal apuesta, pera ya barajan otras opciones y prácticamente dan por descartada la posibilidad de fichar a Aragón.

Lo que se traduce en que el responsable de las contrataciones de los futbolistas se encuentra centrado en confeccionar la plantilla del Mirandés de cara a la temporada 2022/23. En posibilitar alguna renovación si es que interesa que algún jugador de los que aún no se han comprometido se quede y seguir oteando el mercado para que en el mes de julio, cuando vuelva la plantilla al trabajo, lo haga con el máximo número de efectivos posible, aunque por estos lares ya se sabe que el club no tiene demasiada prisa en ir sumando adeptos a la causa. Llegan de forma progresiva y con la Liga en marcha. En principio, lo harán bajo las directrices del que ha sido director deportivo del club jabato las últimas cuatro temporadas.