El presidente rojillo, Alfredo de Miguel, realizó un repaso de los planes del club a corto plazo y obtuvo un respaldo total por parte del medio centenar de asistentes. / CDM

El club presenta 413.148 euros de superávit

El Mirandés zanja la campaña 2020-2021 con beneficios y aprueba el presupuesto más alto de su historia (8,7 millones) para este curso

TONI CABALLERO

Se trata de una excepción , de un ejemplo de buena gestión económica dentro de un mundo futbolístico en el que históricamente ha imperado el dispendio. Con la pandemia asolando la actividad del grueso de entidades deportivas por segundo año, el Club Deportivo Mirandés ha presentado números positivos en la cuenta de la campaña 2020-2021. Un superávit de 413.148 euros, tras descontar impuestos, que si bien es inferior al de temporadas anteriores, no deja de ser un notable resultado en una temporada en la que las gradas de Anduva han estado vacías.

Para el presidente del club, Alfredo de Miguel, el resultado de la cuenta anual «es un escenario francamente aceptable, por no decir óptimo, atendiendo a la situación de la pandemia. No creo que haya muchos equipos que presenten estos datos, de hecho dudo que haya alguno», afirmaba ayer en el marco de la Junta General de Accionistas. El club de Francisco Cantera presentó ayer 550.865 euros brutos de beneficio, 413.148 una vez descontado el impuesto sobre beneficios, que pasaron a engrosar las reservas de la entidad, tras aprobación de los socios, que ya alcanza acumula un colchón de 5,8 millones de euros en caja.

La convocatoria ordinaria también sirvió para que los accionistas aprobasen por unanimidad el presupuesto rojillo para la temporada 2021-2022, el más elevado de la historia del equipo, de 8.778.685 euros. Atendiendo al cálculo de la presente campaña, la directiva rojilla contempla un nuevo saldo positivo de 267.484 euros en junio del próximo año (después de impuestos).

Tanto la liquidación del presupuesto 2020-2021 como la aprobación del balance anual y de la nueva partida para el vigente curso futbolístico fueron refrendadas unánimemente ayer por el voto a favor de los 56 accionistas que acudieron a la Junta de Accionistas en el Cultural Caja de Burgos. Entre todos ellos representaron 126.702 acciones del club, el 56,2% de todo el capital social, por lo que hubo quórum para sacar adelante los puntos del día.

Gran parte de los ingresos de la 20/21 llegaron a través de los derechos de televisión, hasta 6.391.501 de los 8.015.997 euros que había percibido a 30 de junio de 2021. En concepto de publicidad, se pasó de presupuestar 309.816 a principio de curso a ingresar 385.994 euros; de igual manera que por las licencias de LaLiga y los patrocinios llegaron a las arcas mirandesistas 355.397 euros, alrededor de 165.000 euros más de los estimados inicialmente.

Los gastos fueron 7,46 millones por los 7 estimados, cifras que no constituyeron ningún obstáculo y se subsanaron con suficiencia. De hecho, las arcas están más que saneadas y dispone de algo más de 5,8 millones en caja. Todo ello en el contexto de una temporada en la que el club de Miranda no pudo disfrutar de los cerca de 800.000 euros que habitúa a percibir por taquillaje y abonados. El capital social llega a los 2.240.600 euros y, todo ello, arroja un patrimonio neto del Mirandés de 8.073.799 euros. Es lo que tiene la entidad. No está nada mal en medio de una grave crisis mundial que también azota al universo futbolístico.

De la cuenta de gastos inherente a la pasada temporada, el 68,2% del dinero fue destinado al primer equipo (5,1 millones), mientras que el Mirandés B supuso un total de 293.168 euros a las arcas del club. También se destinaron 198.385 euros a actividades relacionadas con el Marketing y la Publicidad (App oficial, funcionamiento de la tienda, entre otras actividades); así como 337.557 euros mantenimiento y funcionamiento de las instalaciones deportivas.

Más inversión

Las cifras para el presente curso irán en aumento en prácticamente todos los apartados. El Mirandés aprobó ayer un nuevo presupuesto de 8,78 millones de euros, de los que destinará 5.724.981 euros al primer equipo y 313.841, al segundo. También se contemplan 441.185 euros en gastos de administración y cerca de 950.000 euros en Gastos de Servicios Exteriores. Por otra parte, esto se saldará con los 6,5 millones de los derechos televisivos o los 446.000 euros que el club prevé ingresar en concepto de publicidad, entre otros ingresos.

El presidente del Mirandés, Alfredo de Miguel, cerró la Junta de Accionistas agradeciendo a los socios el respaldo unánime de todos y cada uno de los puntos, felicitando la navidad a toda la familia mirandesista y enviando un mensaje esperanzados de cara a la consecución de los objetivos deportivos en 2022.