El Mirandés amplía las cuantías económicas que destina a su fútbol base. / A. Gómez

El club mantiene casi el 70% de su presupuesto para la primera plantilla

Los 5,7 millones de euros fijados para el equipo, el 68% del gasto total, es casi la misma cantidad que le asignó LaLiga de límite salarial

ÁNGEL GARRAZA

El porcentaje apenas experimenta variación con el paso de las temporadas. El Mirandés se mantiene en una línea por la que lleva ya transitando unos cuantos ejercicios: en torno al 70% del total de su presupuesto lo destina a gastos del primer equipo. En concreto, el 68%. Así se contempla para la presente campaña al cuantificarse 5,7 millones de euros de los 8,4 que, en conjunto, prevé desembolsar durante toda la campaña por este y el resto de conceptos propios de un club.

Los 5,724.981 millones de euros aprobados en la junta general de accionistas es prácticamente la misma cuantía que la permitida por LaLiga en virtud del límite salarial hecho público en pasadas fechas: 5.701.000 euros. Apenas 24.000 euros más es, en este sentido, lo que se contempla en el cómputo global de gastos para el curso 2021/22.

Es un porcentaje calcado al resultado derivado del balance que arrojó la 20/21. También fue del 68%: 5.095.407 euros se llevó el primer equipo de los 7.465.132 euros de gasto que generó todo el desarrollo de la entidad.

El correspondiente al curso 19/20 superó ligeramente la media que se establece de manera habitual para la primera plantilla al alcanzar el 71,4% del total después de que el gasto casi llegase a los 5 millones de euros y el general a 6,9 millones. Fue la temporada de la vuelta a Segunda División, en la que el Mirandés se plantó en la semifinal de la Copa.

Un ligero aumento experimenta el presupuesto destinado al filial respecto al del ejercicio anterior. En las cuentas actuales se estipulan 313.841 euros, por los 293.168 con los que concluyó la temporada pasada, en la que fueron, en total, 50.000 euros más de los fijados en un primer momento. Cabe recordar que el Mirandés B jugó por el ascenso a la Segunda División RFEF, la cuarta categoría en la que se quedó a las puertas de competir.

Más incremento aplica el Mirandés, de forma proporcional, a los gastos originados por el convenio interclubes. El hecho de absorber deportivamente a los equipos que hasta ahora gestionaba La Charca le supone incluir una partida mayor: es más del doble de lo que hasta la fecha invertía en este apartado.

Si la 20/21 se cerró de forma definitiva con una cuantía de 51.707 euros (superior en 28.000 euros a lo que se había presupuestado meses atrás), en la última reunión con los accionistas se dio cuenta de que la previsión ascendía a 117.291 euros. O, lo que es lo mismo, 65.584 euros más.

Nueva partida para la escuela

También se contempla una partida nueva que no figuraba en los epígrafes de años anteriores en concepto de gastos: la escuela deportiva. Se incluyen en este capítulo 11.508 euros con la puesta en marcha de una nueva iniciativa por parte del club.

Todo ello hace que los gastos especificados como puramente deportivos por la entidad, tanto para el primer equipo como para todo el fútbol base, alcancen los 6,1 millones de euros. Es la previsión para esta campaña que concluirá en el mes de junio.