Claudio permanecerá tres semanas de baja y Cerrajería espera los resultados de la prueba

Claudio Medina se lesionó en su pierna derecha durante un entrenamiento que se desarrollaba en el campo 2. /A. G.
Claudio Medina se lesionó en su pierna derecha durante un entrenamiento que se desarrollaba en el campo 2. / A. G.

El delantero sufre una microrrotura fibrilar en el bíceps femoral y el medio se sometió a una ecografía en la pierna derecha

ÁNGEL GARRAZA

Transcurrían las últimas semanas sin la presencia de inquilinos en la enfermería rojilla tras la puesta a punto de Álvaro Bravo, el último futbolista en incorporarse al trabajo colectivo, pero en apenas tres días dos miembros de la primera plantilla han pasado a formar parte de la lista de lesionados del Mirandés. Las primeras exploraciones efectuadas arrojan un resultado que apunta a que tanto Claudio Medina como Galder Cerrajería estarían, en principio, del orden de tres semanas de baja.

Aunque el centrocampista aún debe conocer el resultado de la última prueba para determinar con exactitud el alcance del contratiempo y, por lo tanto, el periodo durante el cual Borja Jiménez no podrá contar con él en competición oficial.

El primero en caer fue el punta. El miércoles pasado, en la sesión matinal que se llevaba a cabo en el anexo número 2, se vio obligado a retirarse al vestuario antes que el resto de compañeros. Ya no pudo ejercitarse con el colectivo durante los días siguientes y fue baja, por lo tanto, para la cita ante el Leioa.

El leonés se realizó un examen médico con el fin de esclarecer el origen de la dolencia. «Practicadas las pertinentes pruebas médicas al jugador, la ecografía ha diagnosticado que el delantero sufre una microrrotura en la porción corta del bíceps femoral de su pierna derecha. Está pendiente de evolución», se indica desde el club en la comunicación oficial donde hace referencia a esta lesión que afecta a la delantera.

Aún no puede entrenar con el grupo, si bien el preparador rojillo ya avanza que estará en torno a las tres semanas fuera de circulación los fines de semana. El entrenador tampoco es muy amigo de forzar situaciones a estas alturas todavía de temporada con la finalidad de evitar riesgos así que los plazos se cumplirán si todo transcurre con normalidad, evoluciona como se desea y no surgen complicaciones.

El ariete ya no pudo ayudar al equipo el pasado sábado. Tampoco lo podrá hacer el próximo domingo ante el Gernika ni el siguiente frente al Oviedo B, duelo que se jugará en el Principado. El día 9 de diciembre será la UDLogroñés el rival que visite Anduva, si bien será en las semanas precedentes a este envite cuando se podrá detectar si el pichichi actual del Mirandés puede estar disponible para recibir al bloque riojano o, por el contrario, continúa con su recuperación. El último partido de este año será el 21/22 de diciembre contra el Vitoria en Laudio. Se espera, no obstante, que pueda ser de la partida en las últimas jornadas de este 2018.

Cerrajería es el segundo jugador que se ha sumado a la lista de bajas. Es un efectivo cuyo protagonismo en el conjunto de Miranda iba en claro aumento al erigirse en fundamental en el centro del campo. Sin embargo, durante el primer tiempo del choque que jugaba en Sarriena este sábado pasado se tuvo que ir al vestuario y dejar su puesto a Rúper. Sintió molestias y aunque en un principio intentó seguir sobre el terreno de juego, acto seguido se dejó caer sobre el césped para que fuera sustituido por el navarro.

El de Barakaldo se sometió ayer a un examen médico en la zona de los isquiotibiales de su pierna derecha después de que este componente de la plantilla mirandesista tuviera que dejar el campo en el minuto 36 del encuentro por molestias en la parte posterior del muslo.

Está a la espera de conocer el dictamen de la prueba. Pero las sensaciones y el rango de lesión son similares a la que sufre Claudio, tal y como deja entrever su actual técnico después de la primera inspección que se le realizó.

No se descarta, en este sentido, que se trate de una rotura fibrilar, si bien lo que parece evidente es que el vizcaíno también permanecerá, como mínimo, varias semanas sin poder intervenir en competición.

Ya se lesionó en el primer choque de la Liga, en Merkatondoa. Tras aquel percance permaneció las dos semanas siguientes sin jugar un solo minuto y entró en los segundos tiempos ante Barakaldo y Langreo, en las jornadas 4 y 5. Tampoco jugó frente al Sporting B, en la sexta, y ya no se ha caído del once inicial; desde el día ante el Calahorra ha sido titular y en casi todos jugó los choques de forma completa.

Se trata, en cualquier caso, de dos bajas sensibles para Jiménez. El punta es el jugador del la plantilla que con más frecuencia ve la portería contraria. No en vano, es el máximo realizador mientras que el centrocampista es uno de los hombres que, actualmente, se encontraba más en forma de los integrantes habituales del centro del campo. Incluso, facturó un gol como el que marcó al Amorebieta para abrir la cuenta del equipo en la última comparecencia de los rojillos ante su hinchada.

 

Fotos

Vídeos