De pie: Sicilia, Guinea, Roth, Ormaechea, Fol, Olabe; agachados: Ronda, Rojo, Moreno, Novoa y Muro (temporada 1990/91) / Miranda deportiva

Una cita que vuelve 31 años después

Mirandés y Andorra se vieron las caras solo en Segunda B, durante las temporadas 1987/88, 89/90 y 90/91

A. GARRAZA

Es la primera vez que el conjunto rojillo y el tricolor se medirán en el fútbol profesional, un hecho que se producirá mañana tras ascender el equipo del Principado a Segunda División la pasada primavera. Es un encuentro inédito entre ambos en LaLiga pero no es la primera vez que el Mirandés y el Andorra comparten competición. La afición rojilla que acumula décadas de peregrinación cada quince días a Anduva a buen seguro que recordará que los enfrentamientos se remontan a finales de la década de los años 80 del siglo pasado y principios de los 90. Todos se dieron en Segunda División B.

La última ocasión que el visitante pisó territorio mirandesista fue el 10 de febrero de 1991. Era el curso 90/91 y los del país se adjudicaron el triunfo a domicilio por 0-2 ante una plantilla que estaba formada, entre otros, por los mirandeses Guinea, Carlos, Fol II y Rojo.

De tal manera que 31 años y medio después se vuelve a revivir un emparejamiento que hace más de 30 años no se contabiliza. En la campaña 1987/88 tuvo lugar el primero de esta serie con el resultado de 2-1 en Miranda a favor de los jabatos. Y con un equipo, el de aquel año, muy mirandés. De entrada, estaba dirigido por el entrenador local Aurelio Puente; la representación mirandesa era amplia: Ángel (portero), Tamayo, Varas, Pita, Clemente, Luis Carlos, Carlos, Fol II, Guinea, Seni II, Jiménez y Ricardo integraban las filas de este conjunto.

La temporada 89/90 también se repitió este emparejamiento y para que no falte signo alguno, acabó en tablas (1-1). Se jugó el 19 de noviembre de 1989 con motivo del choque correspondiente a la primera vuelta de aquel campeonato.

Desde 1991 no se han vuelto a medir –el Andorra no tiene nada que ver con el Endesa de Andorra (Teruel), otro rival que se convirtió en habitual aquellos años en la división de bronce–. El club del Principado y el rojillo han seguido caminos diferentes y cuando han podido coincidir en la categoría, no lo han hecho en el mismo grupo.

Lo harán este domingo en la división de plata con el propósito por parte local de lograr el primer triunfo de este curso.