El 'caso Cervero' explota

Parece cada vez más difícil que momento como éste vuelvan a repetirse en Anduva. /Avelino Gómez
Parece cada vez más difícil que momento como éste vuelvan a repetirse en Anduva. / Avelino Gómez

El ariete acumula varios rifirrafes con el técnico y no entrena con el grupo

ÁNGEL GARRAZA

Los días previos al comienzo de la Liga se han convertido en los más intensos en el seno del Mirandés. Faltaban fichajes por llegar, que eso ya se sabía, algunos que aún no han recalado en el club (un portero, entre otros), pero hay un caso que ha explotado a escasos días para que el campeonato arranque. ¿Qué pasa con Cervero? Es la pregunta que se hacen los hinchas rojillos ante la ausencia del delantero en los entrenamientos y en el último amistoso ante el Vitoria, contra el que no jugó ni un solo minuto. Lo cierto es que el desencuentro entre las partes parece ya total. Todo apunta a que el futuro del ovetense, a día de hoy, estaría fuera del club o, en cualquier caso, del equipo.

De entrada, ninguna de las dos partes aporta una versión oficial de los hechos. La que salió a la palestra es que sufría una sobrecarga muscular –algo lógico y más a estas alturas de pretemporada– y que entrena estos días en el gimnasio. Esto último sí es así porque ayer no ensayó tampoco con el grupo y sí se ejercitó en solitario. Lo que está claro es que el domingo no estará entre los elegidos para Estella.

El asturiano acumula varios rifirrafes con el entrenador este verano. Lo que en un principio podía parecer lances más o menos habituales en los ensayos, ahora se comprueba que, en realidad, se trata de un problema de más hondo calado. El cuerpo técnico de Borja Jiménez ha llegado con otras ideas y la sintonía no es perfecta.

Extraña, resaltan, este cambio de actitud en el jugador cuando hace unas semanas el propio Cervero aseguró que su intención era seguir en el Mirandés. De esta forma, salía al paso de informaciones que vinculaban al punta fuera de Miranda. ¿Está forzando ahora para propiciar su salida? «Se ha declarado en rebeldía porque quiere salir al no jugar lo que él pretende», es el comentario que esta semana ha ido cobrando más fuerza entre seguidores rojillos, interesados en conocer qué es lo que sucede con el ariete.

¿Es eso cierto? El motivo de no entrenar con el grupo obedecería más a que no se repita una situación como la que afecta a Camacho, un jugador que ya tenía apalabrada su salida de Miranda hacia la Línea de la Concepción, porque la entidad rojilla no contaba con él y ahora no va a jugar con nadie y el club se ve obligado a hacerse cargo de su contrato al romperse el ligamento cruzado.

Según las fuentes consultadas, el punta asturiano quiere salir, abandonar el club porque en otro destino le ofrecen un mejor contrato y no pagar por la rescisión al quedarle todavía un año en el Mirandés (se anunció su renovación el pasado mes de diciembre). Y aquí ya el desencuentro es total porque en la sede de Francisco Cantera no están dispuestos a consentirlo.

Hace varios meses, por parte del director deportivo, Chema Aragón, se indicó, asimismo, que no se permitiría la salida de ningún futbolista vinculado al club a otro equipo de la misma categoría. Se pretende, de esta manera, impedir de esta forma que se refuerce un rival o posible adversario en un futuro. En los últimos días, en este sentido, se han intensificado de nuevo los comentarios acerca de su fichaje por el Salmantino, recién ascendido a Segunda B, que pretende formar un bloque potente para estar arriba en la tabla del Grupo I.

Hay quien lo da por hecho si se desvincula del Mirandés. Incluso,en las últimas horas, desde el entorno de otros equipos (el Racing, entre ellos) han mostrado interés por esta situación con la idea de sumarse como posibles pretendientes si Cervero sale, finalmente, del Mirandés.

Reuniones con los dirigentes

Así las cosas, la situación, al menos hasta anoche, está en punto muerto. El jugador ha mantenido reuniones estos días con los dirigentes rojillos (cuyo resultado no ha trascendido) pero, a día de hoy, continúa en la disciplina del Mirandés porque no ha rescindido el contrato. Si bien, no entrena con el primer equipo y no parece que vaya a contar en un futuro para el cuerpo técnico a tenor de la actual situación, cuando menos tensa, que se vive en torno a este asunto.

Que se remonta, en sus inicios, a unas semanas atrás cuando desde la dirección deportiva se quiso zanjar la cuestión al asegurar que se contaba con Cervero para esta temporada. Ya entonces, aparecieron con fuerza los rumores sobre una posible salida del delantero del Mirandés. El Salmantino entabló contactos para proceder a su incorporación, aunque en aquella ocasión el delantero manifestó que su intención era quedarse en el Mirandés.

El problema era la cláusula. En el club rojillo no estaban dispuestos a perdonar un euro si quería marcharse. Y la entidad charra no quiere o no puede abonar una cantidad para fichar al futbolista.

La situación, semanas después, se vuelve a producir. El mercado, al que le queda una semana de plazo, dictará sentencia para determinar si el futuro de Cervero está, finalmente, en el Mirandés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos