Cerrajería: «El que viene al Mirandés sabe que no se tiene que esconder en este tipo de campos»

Galder Cerrajería está preparado para aportar al equipo. /A. G.
Galder Cerrajería está preparado para aportar al equipo. / A. G.

El medio asegura, ante la cita frente al Racing en El Sardinero, «que hay que demostrar carácter, personalidad, pedir el balón y demostrar la categoría del jugador»

ÁNGEL GARRAZA

Máxima concentración y todos mentalizados de asaltar El Sardinero, el fortín del líder. Así se muestra la plantilla del Mirandés conforme avanzan las jornadas y se acerca el día del choque ante el Racing. «Es un partido que tienes marcado en el calendario con una cruz porque se trata de un rival de muchísima entidad. Estamos a tiro de ellos, vamos con respeto pero con toda la ambición del mundo para ganar». Galder Cerrajería es quien lo remarca.

El de Barakaldo tiene experiencia. A sus 29 años ha jugado en equipos de Segunda B tales como el Oviedo, donde la exigencia era máxima en la categoría de bronce o incluso en el Murcia, en Segunda División, cedido por el Athletic. Disputó 24 encuentros. Así que tiene todo muy claro. «El que viene a jugar al Mirandés y a los equipos grandes debe tener personalidad y carácter en este tipo de campos y partidos, que a todos los jugadores nos gusta jugar. Son de otra categoría, con aureola de Primera División. El futbolista no se tiene que esconder».

El centrocampista rojillo sostiene que hay que pedir el balón, tenerlo y jugársela. La gente no se debe esconder porque allí hay que ir a por todas y demostrar la categoría que tiene cada uno».

Considera, en este sentido, que «no hace falta motivación casi por parte de nadie. El futbolista está esperando este tipo de escenarios y partidos para poder marcar el nivel no solo del equipo sino de uno propio. Y así, mostrarse al entrenador y a todos para confirmar que puede hacer las cosas bien».

En juego hay tres puntos como en cualquier otro duelo, pero la situación que se dará el domingo no es la misma. Se medirán los dos primeros clasificados y además del balance particular entre ellos, hay otros aspectos fundamentales que se llevará quien logre la victoria. «Es vital para nuestras aspiraciones y también para ellos», admite.

El vizcaíno recuerda que «vamos con un déficit de puntos, es cierto, pero no tenemos que presionarnos, jugamos contra una gran plantilla, afición y un gran cuerpo técnico; poco queda de decir sobre el Racing, si bien vamos con humildad y ambición, puesto que por nosotros no va a quedar».

Al margen de los resultados que se dieron el pasado fin de semana, el Mirandés se encontraba en una dinámica positiva y el adversario, no tanto. Pero a un solo encuentro, y más de esta índole, de poco vale la trayectoria. «Hemos encadenado puntos y buenas sensaciones, pero estos partidos son de tú a tú, la clasificación y las rachas no tienen tanta relevancia».

De tal manera que –prosigue– «hay que imponer nuestro juego para que lleguemos al vestuario y nos podamos mirar todos a la cara. Queremos recortar puntos al líder, será un duelo a cara de perro porque queremos llegar vivos al final de temporada. Y todo pasa por ganar en El Sardinero. En estos encuentros y meses quizás no ganes la Liga pero la puedes perder», reconoce un futbolista ya curtido en mil batallas.

Cerrajería va cogiendo confianza tras pasar esta temporada por dos lesiones. «Cuando he salido creo que lo he hecho bien. Ahora, no me está tocando jugar de titular, pero solo queda ponérselo difícil al entrenador porque la competencia es buena. Prevalece el equipo, hay que dejarse de egos personales y pensar en el bien del colectivo porque todos sabemos cuál es el objetivo a final de temporada. Ahora mismo no importa tanto jugar más o menos, hay que ir todos a una».