Cerrajería: «No nos valen los empates ni es excusa jugar en hierba artificial en Langreo»

Galder Cerrajería se encuentra ya recuperado de la lesión y disponible tras reaparecer ante su exequipo, el Barakaldo. /A.G.
Galder Cerrajería se encuentra ya recuperado de la lesión y disponible tras reaparecer ante su exequipo, el Barakaldo. / A.G.

El centrocampista asegura que «ante los rivales, tenemos que marcar diferencias, que para eso jugamos en el Mirandés»

ÁNGEL GARRAZA

«Está claro que el punto del otro día nos supo a poco por la superioridad que hubo en el campo; jugamos bien, la gente se quedó contenta, pero no se metió el segundo gol, así que vamos a Langreo con todas las de la ley». Es Galder Cerrajería quien así se expresa traspasado el ecuador de una semana que desembocará en el siguiente duelo ante el conjunto asturiano.

Admite que «a nosotros no nos valen los empates y no estamos acostumbrados a jugar en hierba artificial, nos ha tocado hacerlo en esta superficie los tres primeros partidos fuera de casa pero es que nos iba a a tocar antes o después, así que no hay excusas. El campo es igual para los dos, vamos en igualdad de condiciones y nosotros, a intentar hacer nuestro juego aunque sabemos que la superficie complica un poco más nuestro juego combinativo, pero iremos a por los tres puntos, que es nuestro deber».

El centrocampista afirma que «la superficie es diferente a la del campo del Izarra, que es mucho más complicado que éste; el de la Cultural de Durango está bien a pesar de todo y éste tiene algunas similitudes». Sin embargo, –apunta– «tenemos que mirarnos a nosotros mismos, el Langreo lo está haciendo bien en este inicio de curso y lleva una inercia positiva tras el ascenso, pero tenemos que ir a ganar».

Deseo que repite hasta en cinco ocasiones, prueba de la mentalización positiva con la que afronta el equipo este duelo. «Para el Langreo es importante medirse al Mirandés y nosotros, viajamos con la idea de que tenemos que ganar, que no somos un conjunto al que le valgan los empates, tenemos que plasmar nuestro dominio y nuestro juego».

El de Barakaldo reconoce que el hecho de no haber ganado aún en casa «es un hándicap. A Anduva vienen los equipos de otra manera, el estadio y la afición invita a la motivación. Los adversarios en otros escenarios tienden a relajarse, aquí en Miranda vienen con todos los sentidos, pero eso ya lo sabemos los que venimos a este club. Tenemos que saber marcar las diferencias porque si no, no estaríamos jugando aquí. Tenemos que fijarnos en nosotros porque para eso somos el Mirandés».

Hace hincapié en que «no hay nervios por haber empatado; el equipo sabe lo que tiene que hacer en el verde y mientras sigamos mostrando esa superioridad, los goles y las victorias llegarán. Se crean ocasiones y eso es lo importante. No tenemos ninguna duda de que vamos a ir hacia arriba porque el bloque está compensado y es competitivo».

El estilo, agrega, «es combinativo, de ataques rápidos y juego vistoso: los goles llegarán y los puntos también porque esto es lo que nos gusta y lo que sabemos hacer».

El vizcaíno ya está recuperado del contratiempo que sufrió en Estella, «fue una pena porque me encontraba a gusto en el campo; un pequeño percance, si bien ya llevo dos semanas entrenando con el grupo y estoy al cien por cien, así que ahora el marrón es para el mister».

Reapareció ante su exequipo, «salí en la posición de '6', quizás porque había que arriesgar más. Suelo jugar más adelante, pero ya lo he hecho en casi todos los puestos del medio del campo y no va a haber ningún problema, todos queremos estar, ya sea de seis, siete, de portero o de lo que haga falta», zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos