Cerrajería: «Firmo hacer menos ocasiones en casa y ganar todos los partidos como los dos últimos»

Galder Cerrajería logró su primer tanto como rojillo ante el Amorebieta. /A. G:
Galder Cerrajería logró su primer tanto como rojillo ante el Amorebieta. / A. G:

El medio mantiene que «el trabajo defensivo es importantísimo en Segunda B; hay que dejar la portería a cero porque sabemos que algún gol vamos a marcar»

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés más pragmático es el que se ha visto en los dos últimos encuentros disputados en Anduva. Precisamente, los dos únicos que se solventaron con triunfo para los rojillos por 3-0 y 2-0 respectivamente: cinco goles a favor y ninguno en contra en los dos choques menos atractivos, en el cómputo global de los noventa minutos, del equipo ante el conjunto de su hinchada. «Yo firmo hacer menos ocasiones y ganar todos los partidos de casa. Mientras no encajemos goles y sigamos generando oportunidades, las victorias van a seguir llegando también en nuestro campo».

Es Galder Cerrajería quien así exterioriza la mentalidad que se ha instalado en el vestuario. Sin tantas alegrías ofensivas, de forma más practica, llegaron los seis puntos tras ejercer un mayor control, también en las líneas de contención para desbaratar las transiciones que protagonizaban los adversarios. Y que hacían daño en los primeros envites, como quedó comprobado con los resultados cosechados en los cuatro primeros encuentros: otros tantos empates.

Cerrajería entiende que «es normal» el cambio de planteamiento respecto a esos matices que pone en práctica el Mirandés en casa desde la décima jornada. «Los equipos también te analizan y saben que ofensivamente somos un equipo potente, tienden a encerrarse y cuando lo hacen es complicado porque tienes que dar muchas vueltas al campo y jugar de un lado a otro. Es más difícil así porque vienen para salir a la contra y quizás ahora no tengamos la veintena de ocasiones del principio, pero por lo menos ganamos los partidos. El equipo está bien y hay que seguir este camino».

El barakaldés se muestra «contento por la victoria tras la derrota que recibimos en el anterior partido; además, no encajamos en casa, que es importantísimo, sobre todo cuando sabemos que con balón lo hacemos bien, pero en Segunda B el trabajo defensivo es fundamental y lo hicimos bien en esa faceta».

El centrocampista admite que «es complicado dominar todo el partido. En las primeras jornadas teníamos mucha posesión, mucha superioridad tanto por dentro como por fuera, pero no llegaban los goles. Los rivales ven vídeos y también saben cómo jugamos y que con balón les cuesta generarnos».

El Mirandés es ya segundo en la tabla, con los mismos puntos (23) que el Barakaldo. Y eso, «anímicamente, nos viene muy bien. El Racing está muy fuerte, ahora mismo es el equipo a batir porque tiene una plantilla potente, con un presupuesto muy alto aunque estamos con muchas ganas, mucha ambición y lo que está claro es que no vamos a renunciar a esa primera plaza».

Sabemos que el campeonato está muy complicado, pero cuando el Racing baje un poco el pistón tenemos que entrar ahí porque sabemos que un 'play off' no es lo mismo jugarlo como primero que quedando segundo, tercero o cuarto, así que tenemos que estar al fallo del Racing y cuando vayamos a Santander, intentar ganar».

El del pasado domingo fue su primer gol como rojillo, el que sirvió para abrir la cuenta anotadora de los locales. «Además, en Miranda. Pude meter un segundo, pero estoy satisfecho no solo por mí sino por el equipo. La propuesta que tenemos es clara y es la que nos va a llevar a estar arriba; hay que continuar de la misma forma. El equipo está creciendo y somos conscientes de que si dejamos la portería a cero, algún gol vamos a enchufar».

 

Fotos

Vídeos