Instalaciones del Casco Viejo en El Ferial. / A. G.

El Casco Viejo explicará a sus socios el día 1 de febrero el convenio firmado con el Alavés

A. GARRAZA

El Casco Viejo convoca a sus socios a una asamblea general extraordinaria que tendrá lugar el próximo miércoles, 1 de febrero, a las 20.00 horas en las instalaciones José García. En este encuentro se explicará a todos los asistentes por parte de los responsables del club el acuerdo de colaboración firmado hace varias semanas con la Fundación 5+11 del Alavés y que estará vigente hasta el año 2025.

Una vez que los entrenadores de los equipos que forman el fútbol base de la entidad de Aquende ya tienen conocimiento de lo que es el convenio firmado con el órgano que depende de la vitoriana, al recibir en días pasados las explicaciones pertinentes, ahora, como ya se indicó en fechas pasadas, la masa social del Casco será la destinataria con el fin de conocer los pormenores de la colaboración que ambos clubes firman por primera vez.

El presidente del mirandés, Jorge Martín, indicó días atrás a este periódico que se trata, entre otros objetivos, de fomentar el apartado formativo ( a los chicos y, sobre todo, a los entrenadores) y de que, a su vez, el Alavés pueda realizar un seguimiento, con contraprestación económica incluida.

De tal manera que se llevarán a cabo diferentes actividades cada mes, tendentes a impartir charlas de metodología en los entrenamientos; tendrán lugar, asimismo, tecnificaciones de los equipos con técnicos del Casco Viejo; no faltará la participación en torneos y un programa de eventos a desarrollar en Ibaia, las instalaciones del Alavés, que conocerán los jugadores mirandeses y adonde se podrán desplazar algunos para que sean observados por el personal de la entidad babazorra.

Se podrán introducir más programas dado que el acuerdo contempla, asimismo, las dos temporadas siguientes. «Es un club que tiene muy buenas ideas y muy claras. Está acostumbrado a esto, con una estructura, la Fundación 5 más 11, que se dedica solo a esto», remarcó Martín.