Sergio Camello ha disputado toda la temporada con el Mirandés. / A. Gómez

Camello y Carreira destacan su crecimiento en el Mirandés

A. G.

. Jabatos para siempre. Confiesan que ya no lo van a dejar de ser. Tanto Carreira como Camello. Llega la hora de las despedidas de muchos jugadores que no volverán a vestir la camiseta rojilla y que además de su paso por el equipo de Anduva esta temporada tienen, todos ellos como denominador común, la positiva experiencia que han vivido fuera de sus hogares. Para algunos ha sido la primera vez que salen de sus domicilios y lo han aprovechado. Es el caso del lateral gallego. «Esta ha sido mi primera vez fuera de casa, pero como si no lo hubiera sido», asegura el vigués que regresa al Celta a la espera de próximas decisiones sobre su futuro.

«Tengo que agradecer enormemente la acogida que me han dado el club, la ciudad, su gente y mis compañeros. He crecido mucho gracias a esto a nivel deportivo, me voy siendo más maduro y mejor futbolista. He cogido la experiencia y minutos que buscaba para seguir progresando, además me ha ayudado a apreciar los valores de un club humilde como el Mirandés».

Agradece el apoyo «de todos aquellos que me han acompañado en esta aventura, así como el incondicional y sincero de la afición, que nos apoyó en los momentos malos y que, como dicen ellos, nos han llevado en volandas a lograr el objetivo de la permanencia. Hasta pronto, se despide un jabato de por vida».

El máximo goleador del Mirandés esta temporada, Sergio Camello, por su parte, ha comprobado que «Miranda es fútbol y el Mirandés su pasión». Subraya que «os echaré de menos con lo que hemos vibrado y por cuanto hemos sufrido».

No quiere desaprovechar la ocasión para formular una solicitud que apela a sus gustos musicales: «Solo os pido que sigáis sacando la guitarra en la grada porque Anduva se merece más rock and roll. Desde hoy y para siempre, aquí tenéis un jabato más». También espera conocer su futuro. De momento, está en el Atlético de Madrid.