Moreno suma 3 goles en 4 participaciones esta campaña, el año pasado anotó 1 en 12 choques. / Avelino Gómez

Calidad individual desde el banquillo para servir a los intereses del equipo

Simón Moreno aporta las claves de un equipo «que puede ganarle a cualquiera» y cuenta con una gran unión dentro del vestuario

TONI CABALLERO

Feliz por anotar dos goles que supusieron la victoria mirandesista pero, sobretodo, sonriente por haber podido ayudar al equipo saliendo desde el banquillo de suplentes. Así atendió el delantero del Mirandés, Simón Moreno, a los medios del club tras el triunfo del conjunto rojillo en el Heliodoro Rodríguez López del pasado domingo.

«Estoy muy contento de haber ayudado al equipo, independientemente de los dos goles, esto es un equipo y lo realmente importante es que nos hemos rehecho tras el gol en contra», comenzó indicando el ariete oriundo de Cartaya, Huelva.

El atacante, que no podía disimular su felicidad ante los micrófonos, subrayó lo que para él son las claves del cuadro comandado por Lolo Escobar. «Este equipo ya ha demostrado que le puede ganar a cualquiera. Si defendemos bien y encontramos esa firmeza en defensa, el equipo tiene mucha calidad arriba y se está trabajando muy bien», argumentó Moreno.

De hecho, el delantero no quiso desaprovechar la oportunidad de poner en valor la aportación de todos y cada uno de los integrantes de la plantilla, de titulares a suplentes. Y es que el andaluz tuvo que salir desde el banco el pasado domingo en Tenerife, en el minuto 65, lo cual no fue ningún impedimento a la hora de hacer lo que mejor sabe: marcar goles.

«Siempre imaginas que puedes entrar al campo y hacer un gol, pero es cierto que no hubiera imaginado que iba a marcar dos. Camello ha hecho una gran jugada en el segundo gol, iba pidiéndosela como un loco a gritos, me ha escuchado y he podido marcar. El equipo está trabajando muy bien», desveló el bigoleador mirandesista.

SegúnMoreno, el sentir del vestuario rojillo se alinea en la idea de que «lo importante es que sumen todos los jugadores, los que juegan de inicio y los que salen del banco». Nada mejor que trasladar las palabras a hechos, y los dos goles en Tenerife ejemplifican a la perfección el compromiso de todos los integrantes con el ilusionante y ambicioso proyecto del Mirandés.

El fútbol español es una rueda que no para de girar, mas aún en el caso de la Segunda División que, por su elevado número de equipos y la igualdad que impera entre ellos, es tan imprevisible como frenética. Lo realizado un día antes pierde actualidad y los ojos se centran el próximo escalón, así durante 42 jornadas de liga.

Esta premisa está sobradamente interiorizada dentro de la mente mirandesista. «Ya estamos pensando en el partido frente al Leganés del siguiente domingo. Esto no para, la victoria es importante pero el partido ya ha acabado, por lo que toca pensar en el siguiente desde ya», aseguraba Simón Moreno minutos después de vencer en el Heliodoro Rodríguez López. La maquinaria se encuentra engrasada y todas las piezas trabajan en pro de un objetivo común.