Calero: «Es parecido al día del Valladolid por emotividad»

A. G.

El entrenador del Burgos, Julián Calero, manifestó que «es un derbi provincial y dada la cercanía con nuestro rival será especial, bonito y emotivo para nuestra gente por lo que supone ganar a un equipo cercano. Hace un tiempo que no se produce este emparejamiento y nunca se ha dado en Segunda A. Para la gente es especial y para nosotros, hace que lo sea. Es parecido al día del partido ante el Valladolid en emotividad».

En Burgos sostienen que «para reforzar nuestro trabajo necesitamos la victoria del domingo. Nos daría una tranquilidad y una seguridad que nos vendría muy bien para el futuro».

Calero cree que lo de ser plantillas jóvenes o veteranas «no tiene más importancia. Cada uno elige la plantilla que quiere, a nadie se le obliga a nada. El rival ha querido que sea así, por sus connotaciones, y ya está. Es un equipo (el Mirandés) alegre, decidido, veloz y dinámico. Eso te lo da la juventud».

Lolo –continuó– «sabe sacar rendimiento a sus jugadores y tiene un estilo definido en todos sus equipos (han coincidido los dos técnicos en el fútbol madrileño). Tienen ya diez puntos, están más tranquilos y eso les hace ser todavía más peligrosos».

El técnico de Parla agregó respecto a los jabatos que «manejan muy bien las transiciones, los duelos individuales, su bloque defensivo y el orden. Tienen una idea muy clara y lo que más destaca es esa agilidad que tienen jugadores como Camello, Hassan, Meseguer, Oriol... Van a ser importantes en la categoría».

El madrileño, acerca del equipo que pondrá en liza mañana, señaló que «llegan partidos continuados, vamos a ver rotaciones porque vienen duelos en domingo, miércoles y domingo y eso hace que la profundidad de plantilla sea muy importante. Todavía no estamos en esa situación para este domingo, pero no nos vamos a volver locos ni a cambiar mucho. El fútbol es felicidad, normalidad y naturalidad en la victoria y en la derrota».

El preparador del Burgos admitió no estar preocupado por la falta de gol de sus puntas y avisó que la Liga «es muy larga».