La plantilla mirandesista se ejercitará esta tarde por última vez. / avelino gómez

Un botín de 492.000 euros está en juego

Es la cantidad que cobrará el Mirandés si gana mañana, pierde el Ibiza y acaba en el decimocuarto puesto del campeonato

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés-Fuenlabrada es un partido que se jugará en viernes, adelantado al fin de semana porque ninguno de los dos contendientes tiene sus objetivos puestos en la última jornada en evitar el descenso, ya que los madrileños lo han consumado hace tres semanas y los rojillos se han librado del pozo, ni en disputar el 'play off' ni en ascender d

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores