Bolo: «Mi máximo respeto al Mirandés pese a estar abajo»

A. G.

Jon Pérez, Bolo, no se fía del conjunto rojillo. Su Ponferradina llega al duelo del domingo tras lograr dos victorias consecutivas y sabe que no es sencillo conseguir una tercera en una semana. Eso, y que el Mirandés tiene calidad para complicarles el encuentro son las advertencias que lanza el entrenador de los bercianos antes del compromiso de mañana.

«Llevamos dos partidos seguidos ganados, en la Liga y la Copa, conseguir tres victorias consecutivas en siete días es muy complicado, por eso tenemos que estar muy concentrados para poder dar un salto muy importante a todos los efectos».

El Mirandés -continúa– «es un buen equipo, que practica un buen fútbol, el que a su entrenador le gusta. Es gente joven, dinámica, todos los años están haciendo muy buenas temporadas, quizás este año estén más abajo, un poco más descolgados de las posiciones donde han estado antes, pero tengo el máximo respeto al Mirandés porque sé los jugadores que tiene».

El preparador bilbaíno alabó «la juventud que tiene y las ganas con las que van a venir. Están en una situación complicada y van a querer darle la vuelta. Sé que vamos a tener que hacer un partido muy completo si queremos ganar».

Por todo ello, el técnico vasco de la Ponferradina reclama a los suyos que eviten cualquier atisbo de relajación después de las buenas sensaciones que transmiten los blanquiazules. «El miedo que me da es que esas cosas que nos van tan bien nos hagan relajarnos; hay que trabajar duro, ser intensos, humildes y saber que vamos a tener un rival muy complicado aunque ahora no esté bien. Tiene futbolistas con mucho dinamismo y si no vamos juntos no vamos a robarles el balón. No va ser fácil, que nadie lo piense. Entre todos tenemos que arrimar el hombro, nosotros y la gente desde la tribuna»

Tiene claro, por todas estas circunstancias, que «es un partido muy importante porque queremos la tercera victoria, con la que daríamos un salto muy importante en la clasificación. Sabemos la importancia que tiene nuestra afición y aunque sea mala hora, almorzaremos más tarde y luego merendaremos fuerte, tenemos que hacer un fortín del Toralín. Es muy, muy importante este encuentro», insistió.

Bolo ve a su equipo «increíble. Las sensaciones son buenísimas» para hacer cosas importantes esta temporada. «Todos queremos seguir disfrutándolo».

El Ponferradina-Ibiza es el emparejamiento copero de la segunda eliminatoria. Los bercianos no tienen que desplazarse. Jugarán en casa, que es lo que querían y habrá rotaciones.

Respecto a las bajas, el exrojillo Ríos lo es para varias semanas, mientras que Dani Ojeda es seria duda para este compromiso tras sufrir un problema de espalda del que se resintió en Ibiza. El defensa central Copete, por su parte, ya ha empezado a entrenar con los compañeros.