Baile de técnicos para el nuevo curso

Iraola fue el último preparador de los 22 en sumarse a la competición tras la salida de Borja Jiménez./A. G.
Iraola fue el último preparador de los 22 en sumarse a la competición tras la salida de Borja Jiménez. / A. G.

8 de los 22 conjuntos que concurrirán en la temporada 2019-2020 de La Liga 1|2|3 han apostado por una cara nueva en el banquillo

TONI CABALLERO

Resulta una tónica habitual que los diferentes equipos del fútbol profesional nacional cambien de entrenador en cuanto la inercia de resultados no acompaña lo suficientemente bien. La paciencia escasea en la mayoría de directivas cuando los aficionados muestran su descontento y el entrenador del equipo suele ser el eslabón más débil en estos casos, además, se erige como una ley no escrita del balompié que la construcción de cada nuevo proyecto deportivo debe llevar consigo de la mano la contratación de un nuevo comandante que lidere el barco y arroje cierta dosis de ilusión a los aficionados del equipo.

Sin embargo, lo que no acostumbra a ser tan frecuente es que un club recién ascendido decida prescindir del técnico que ha logrado el ascenso de cara a la próxima campaña. Existen casos contados, como el de Bordalás en Vitoria tras subir con el Alavés a Primera, pero supone una apuesta de gran riesgo para una directiva no prolongar la vinculación con un preparador que ha conseguido un éxito reciente con el club, más aún teniendo en cuenta el respaldo sentimental y de agradecimiento que puede tener éste por parte de los seguidores del equipo.

En este sentido, la no continuidad de Borja Jiménez al frente del buque rojillo supuso toda una sorpresa para los fieles mirandesistas. Ambas partes no llegaron a un nuevo acuerdo contractual y fue relevado por Andoni Iraola. El de Usurbil, con una breve experiencia como técnico en el AEKde Larnaka en Chipre y en categorías inferiores, ocupó el último banquillo de Segunda División disponible de los 22 que conforman la competición.

8 de los 22 clubes, el 36%, que completan la categoría de plata del fútbol patrio han decidido optar por una cara nueva al frente de sus proyectos. De estos, la mayoría de los inquilinos en los banquillos tiene experiencia en Segunda y tan solo seis debutarán en ella la próxima temporada, uno de ellos el nuevo técnico rojillo. También los hay con experiencia contrastada en La Liga Santander, ya que de nuevo 8 de los 22 clubes tendrán un entrenador que ha estado en la Primera división. Asimismo; Alcorcón, Almería, Deportivo, Girona, Mirandés, Huesca, Numancia y Tenerife estrenarán líder en el banquillo para guiar sus renovados proyectos, cada cual con sus correspondientes objetivos deportivos adscritos.

El descenso de categoría obligó al Girona, que preside Delfí Geli, a relevar a Eusebio Sacristán por Juan Carlos Unzué, otro exjugador del Barcelona, que tratará de encontrar continuidad en el municipio catalán para alcanzar el retorno a la máxima categoría. Idéntico reto se marca el Huesca que releva a Francisco Rodríguez por otro técnico joven como Michel Sánchez, que entrenó al Rayo en Primera pero no pudo conseguir la salvación.

Un clásico, el Deportivo de la Coruña, tras perder el ascenso en la vuelta de la última ronda de la promoción con el Mallorca, ha depositado sus esperanzas en todo un veterano como Juan Antonio Anquela, que entrenó al Oviedo la pasada campaña; mientras que el Tenerife se ha encomendado al ex jugador Aritz López Garai, anteriormente en el Numancia, al que se incorpora Luis Carrión.

Por su parte, Cristóbal Parralo no pudo culminar con la promoción un excepcional inicio de temporada y el Alcorcón decidió sustituirle por Fran Fernández, otro joven técnico nacido en Almería, equipo que ha contratado a su vez a Óscar Fernández.

Seis entrenadores liderarán por primera vez a un equipo en La Liga 1/2/3. Además del nuevo preparador del conjunto de a orillas del Ebro, lo acompañan Iván Ania, el encargado de devolver al Racing a Segunda; Jon Pérez Bolo, que hizo lo mismo con la Ponferradina; y el guía del ascenso histórico del Fuenlabrada, Baldomero Hermoso 'Mere'.

El Zaragoza apuesta por un técnico contrastado: Víctor Fernández. El aragonés, uno de los técnicos con más partidos en Primera división (544) tiene un objetivo: olvidar los últimos años del equipo y soñar con luchar con el retorno a la elite. Pepe Mel se mantiene al frente de la UD Las Palmas con el reto de ascender, algo parecido a lo que le ocurre al argentino Sergio Egea en el Oviedo y a Álvaro Cervera, que acumula más de tres años en el Ramón de Carranza, en el Cádiz, rozando el ascenso.

Luis Miguel Ramis continúa en Albacete tras realizar un año brillante en tierras manchegas. Paco Jémez, que llegó al final de la campaña precedente a Vallecas y no logró el milagro de la salvación, y José Alberto López siguen siendo la apuesta del Rayo y el Sporting, así como Manuel Mosquera en el Extremadura, con el que sí que obró una heroica permanencia. Todos ellos trataran de lograr sus objetivos a lo largo del curso.