Borrar
El centrocampista se retiró de La Cerámica acompañado por el personal médico del club. Prensa 2
Baeza se pierde el resto de la temporada con el Mirandés al romperse el ligamento cruzado y el menisco interno

Baeza se pierde el resto de la temporada con el Mirandés al romperse el ligamento cruzado y el menisco interno

El jugador cedido por el Celta se retiró lesionado ante el Villarreal B

Ángel Garraza

Miércoles, 25 de octubre 2023, 11:23

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los peores presagios se han cumplido. Miguel Baeza, el centrocampista que recaló en el Mirandés el último día del mercado estival de fichajes se ha roto. En concreto, tras la resonancia magnética a la que se sometió en la jornada del martes en un centro de Vitoria se ha confirmado que el futbolista sufre una rotura del ligamento cruzado anterior y menisco interno de su rodilla derecha.

Baeza dice adiós a la temporada porque los plazos de recuperación oscilan entre los seis y ocho meses, hasta que pueda estar disponible si todo transcurre con normalidad y no hay complicaciones.

Ahora que el medio de carácter ofensivo empezaba a jugar con una mayor asiduidad, se despide del curso en octubre después de protagonizar un mal giro de rodilla en la recta final del primer tiempo del partido que el conjunto rojillo jugaba el pasado sábado en La Cerámica ante el filial del Villarreal. Ya no pudo volver y aunque se temía lo peor al ver las imágenes y comprobar las sensaciones del jugador al retirarse acompañado por el personal médico de la entidad al no poder apoyar la pierna derecha en el suelo había alguna esperanza de que la lesión no fuera la tan temida rotura del cruzado, junto a la del menisco interno.

Futbolista de 23 años, cedido por el Celta, había participado hasta la fecha en siete encuentros del campeonato doméstico. En cuatro lo hizo como titular, entre ellos el de este pasado fin de semana ante el cuadro amarillo. Antes, entró en la alineación contra el Amorebieta (2-0), el Zaragoza en La Romareda (0-1) y frente al Tenerife (1-1). Era, por lo tanto, la primera vez que jugaba dos partidos consecutivos desde el pitido inicial.

Daba la impresión de que estaba empezando a entrar en los planes del técnico con una mayor asiduidad, una vez pasado el necesario proceso de adaptación. Y es que no hay que obviar que llegó el 31 de agosto, con lo que no ha sido el jugador más utilizado por el preparador romano en el presente campeonato. Acaba con un total de 321 minutos de los 1.080 que se han jugado de la Liga 23/24, distribuidos en 45 los que se mantuvo sobre el césped en la última cita; 87 disputó ante el cuadro insular, 67 en Zaragoza y 54, en Amorebieta.

Desde el Mirandés han querido mandar «toda la fuerza y ánimo a nuestro jugador. ¡Mucha fuerza Baeza, estamos todos contigo!», señalan en sus medios oficiales.

El central del Mirandés está cedido en el filial pamplonés. Osasuna

Michelis se rompe la clavícula derecha

La lesión grave y de larga duración de Miguel Baeza no ha sido la única que se ha conocido en las últimas horas. El central griego Nikos Michelis, cedido por el Mirandés a Osasuna Promesas para esta temporada, se ha fracturado la clavícula derecha. Esta mañana ha sido operado con éxito en la Clínica Universidad de Navarra de esta fractura. El futbolista heleno estaba siendo uno de los habituales del filial pamplonés, conjunto que milita en Primera RFEF, en el eje de la zaga, incluso se había estrenado como goleador. Hasta que el pasado fin de semana, que es cuando sufrió el percance durante el partido ante el Celta de Vigo Fortuna. La intervención se ha completado sin incidencias. El jugador permanecerá ingresado en la clínica las próximas horas y queda pendiente de evolución.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios