La ausencia de Matheus trastoca los planes de Jiménez de jugar con dos puntas

Matheus Aias y Claudio Medina formaron pareja atacante ante la UDLogroñés por primera vez desde el inicio de un partido. /Avelino Gómez
Matheus Aias y Claudio Medina formaron pareja atacante ante la UDLogroñés por primera vez desde el inicio de un partido. / Avelino Gómez

El brasileño tampoco entrenó ayer y al margen de que pueda llegar antes de recibir al Arenas todo hace indicar que el lunes no será de la partida

ÁNGEL GARRAZA

El delantero sigue sin ejercitarse con la plantilla. Matheus tampoco lo hizo ayer y ya son tres sesiones consecutivas las que se ha perdido después de que el club le diera permiso para incorporarse al equipo, al igual que Ernest Ohemeng, el día 2 de enero, el pasado miércoles, cuatro días más tarde que el resto. No llegó, todavía no ha entrenado con el Mirandés, de ahí que a falta solo de dos sesiones antes de recibir al Arenas, con independencia de que se sume antes al trabajo colectivo, no será de la partida en el primer duelo del año. Es una baja significativa para Borja Jiménez porque estaba jugando y, en los tres últimos partidos, en compañía del otro ariete con ficha: Claudio Medina.

El futbolista brasileño sí se ha puesto en contacto con los responsables del área deportiva de la entidad rojilla para comunicarles el retraso de su llegada. La versión inicial que se trasladó fue que había tenido problemas con los horarios para enlazar los vuelos de regreso. Tenía previsto llegar la anterior noche a Madrid para, a continuación, trasladarse a Miranda. El técnico ofrecerá este mediodía la previa del choque contra el conjunto de Getxo y será ahí cuando se amplíe lo relacionado con la tardanza en 'aterrizar' del punta mirandesista.

Hoy llevará prácticamente una semana menos de trabajo que 19 de sus compañeros, con un parón navideño entre medias. A falta de conocer el estado físico en que llega, lo cierto es que Matheus no participa con el colectivo desde aquel ya lejano 22 de diciembre, cuando el Mirandés obtuvo los últimos tres puntos del año contra el Vitoria en Ellakuri. Desde entonces, el jugador que cumplió 22 años la víspera de Nochevieja, el pasado día 30 de diciembre, no se ha vestido de corto con su actual equipo, en el que está cedido por el Watford inglés. Casi dos semanas.

Su ausencia, por lo tanto, trastoca los planes del entrenador abulense del Mirandés. Jiménez había dado con la tecla en las últimas semanas de 2018 como lo demuestra el hecho de que en un sistema con dos delanteros, el propio brasileño y Claudio Medina, obtuvo los nueve puntos en juego frente a la UD Logroñés, la Real Sociedad B y el Vitoria. Fue la novedad. En un principio parecía que solo la iba a plantear para los choques de Anduva, pero repitió presencia de los dos arietes, que se complementan al tener características diferentes, en los desplazamientos que dieron carpetazo al año.

Así que no era nada descabellado pensar que desde el cuerpo técnico se iba a seguir con esta fórmula en el arranque de 2019. De entrada, en casa este lunes contra el siempre rocoso Arenas. En alguna ocasión, como local ante el Barakaldo y el Sporting B , siempre a remolque en el marcador, ya utilizó a los dos juntos sobre el césped, si bien una vez avanzado el encuentro y cuando se hacía necesario remontar. La primera vez que jugó con los dos desde el inicio fue ante la UDLogroñés, en el último duelo disputado en Miranda hasta la fecha (el 9 de diciembre)

Ahora, se encuentra con un problema, en este sentido, porque no hay más delanteros, como tales, en la plantilla. Con Pito Camacho aún sin ficha y recuperándose de la lesión que sufre en el ligamento cruzado –aún le quedan varios meses para estar disponible– Matheus y Claudio son los dos únicos puntas natos que hay en el plantel.

Sí que desde el banquillo se ha apostado en algún momento por hacer que Yanis, habitual extremo zurdo, se ocupe de la demarcación de ariete, más como falso nueve, con movilidad y cayendo a ambos costados. Pero se trató más como una solución de emergencia. Lo fue en Estella, en el primer partido de la temporada, cuando acababan de llegar a Miranda el paulista y el leonés, ambos sin haber entrenado apenas con su actual equipo.

En las últimas semanas, el franco argelino se ha ubicado en la media punta, por detrás de sus dos compañeros, en un sistema con tres mediocentros por detrás: Álvaro Bravo, Romero y Hugo Rama. Un planteamiento en el que se prescindió de extremos natos.

El canterano Zunzunegui, aún en pleno proceso de formación y sin cabida hasta la fecha en la primera plantilla en cuanto a partidos correspondientes a la competición de la regularidad, ha desempeñado estos días, en los ensayos, la función de Matheus en punta. Queda por saber cuál es la propuesta que se plantea desde el cuerpo técnico dentro de dos días ante la escuadra arenera.

 

Fotos

Vídeos