Ascenso en la clasificación y el Zaragoza gana en Burgos (0-1)

A. G.

La igualdad en Segunda División es cada vez mayor, de ahí que sea importante que las sensaciones sean positivas, tengan continuidad en el tiempo y erradicar cuanto antes los defectos para explotar las virtudes. Encadenar varios resultados satisfactorios se traduce en escalar unas cuantas posiciones en la tabla y, en cambio, si se pierden dos choques consecutivos el retroceso es considerable. Por fortuna, tras obtener un balance de cuatro puntos en las dos últimas citas, lo que ha hecho el Mirandés es auparse a la mitad de la clasificación. Siempre será mejor así después de sumar 18 puntos.

Dos menos, 16, son los que contabiliza el Zaragoza tras vencer este jueves en El Plantío al Burgos por 0-1. Los maños rompen de esta manera la espectacular racha de nueve empates consecutivos, diez en total, que llevaban hasta este encuentro (el último, frente a los rojillos) gracias al gol obra de Álvaro Jiménez en la recta final del choque (minuto 86). Salen, de forma momentánea, de los puestos de descenso e igualan a puntos con los burgalesistas, quienes tras dos derrotas retroceden en la tabla.

El equipo que no levanta cabeza es el colista Alcorcón. Cayó ayer por 3-1 contra el Girona en Montilivi y se mantiene en el último puesto de la tabla, con 7 puntos, fruto de solo dos triunfos (contra el Mirandés y el Burgos) y una igualada.

Anoche se dio carpetazo a la decimocuarta jornada del campeonato de Segunda División y hoy arranca la decimoquinta, con un único emparejamiento, el que tendrá lugar entre el Huesca y el Leganés en El Alcoraz (21 horas).

Los madrileños son penúltimos y los oscenses no terminan de arrancar. Tienen un punto menos que los rojillos. Para mañana, al margen del Valladolid-Mirandés, se han programado el Lugo-Ponferradina (16 h), Oviedo-Las Palmas (18.15) y Fuenlabrada-Eibar (21).