Jesús López Berzosa recibe el apodo de Arteche por ser el primo del mítico central del Atlético de Madrid. / El Correo

Arteche sueña con dar «el 'campanazo' a partido único y en nuestro campo»

El técnico del Vimenor sabe que «tenemos pocas posibilidades, pero el formato favorece poder dar un susto al Mirandés»

ÁNGEL GARRAZA

El cartel de favorito siempre le corresponde en este tipo de eliminatorias al equipo profesional. En este caso, la diferencia entre el Mirandés y el Vimenor es de tres categorías, pero en las filas del cuadro local no descartan poder dar la sorpresa. Siempre hay alguna en estos cruces y si en el seno rojillo el objetivo es que no se produzca en el bando contrario desean todo lo contrario.

«No hay que descartar el campanazo», lanza el entrenador de los cántabros Jesús López Berzosa, más conocido en el mundillo futbolístico como 'Arteche', apelativo que recibe al ser primo del mítico defensa central de Racing de Santander y Atlético de Madrid.

«El fútbol es fútbol y siempre hay que creer. Este formato de la Copa favorece para que soñemos todos en poder dar un susto al Mirandés», sostiene el santanderino, quien admite que puede que allí no se vuelvan a ver en una situación similar a la que experimentarán este mediodía. O sí, si les sirve para que el club progrese.

«¿Por qué no dar el campanazo?», se pregunta. «Jugamos en casa y saldremos a ganar. Es una eliminatoria a partido único y en nuestro campo. Somos ambiciosos y competitivos y saldremos a por todas, aunque somos realistas y sabemos que tenemos pocas posibilidades», reconoce Arteche.

La información que ha recabado del bloque de Etxeberria recoge que «es un equipo joven y con muchos jugadores de filiales de clubes de Primera, así que su fútbol es vistoso».

Tiene claro que «pase lo que pase, será un partido que se recordará muchos años. Lo de este domingo será histórico y por eso lo que estamos intentando es controlar los nervios», sostiene tras afirmar que están encantados con el emparejamiento, aunque en un primer momento esperaban cruzarse con «el Atlético de Madrid o el Athletic».

El Vimenor no ha variado esta semana el ritmo de entrenamientos. El plan ha sido el mismo que para preparar cualquier otro encuentro de Tercera RFEF que se disputa en fin de semana. Entrenó ayer por la mañana por última vez antes de recibir al Mirandés.

Contará con la presencia de Ruizca, al menos está entre los 23 citados tras sufrir una lesión muscular. Es uno de sus jugadores más importantes que apuntaba a baja. A lo largo de la semana han sido dudas el veterano y jugador más reconocible de la plantilla, Rubén Palazuelos, e Iván Baragaño.

El sábado, respecto a cuestiones de tipo más organizativo, el club verdiblanco se afanaba en acondicionar el bar y lo que faltaba en los aledaños.