Ardua búsqueda de un killer para el aparato goleador

T. C.

Escoger un nueve y, lo que es más importante, cerrar su contrato, esta es una de las tareas más difíciles a las que se enfrenta en Club Deportivo Mirandés en la actual ventana de pases, tras las más que positivas cesiones de Sergio Camello y Alejandro Marqués, que entre los dos anotaron 22 goles y repartieron 4 asistencias el curso pasado, llega el momento de bucear en el mercado para encontrar dos piezas que tengan el gol entre ceja y ceja.

De esta manera, en la esperada reestructuración del Real Betis, una de las incógnitas a resolver pasa por el futuro de Raúl García. El joven delantero de 21 años cuenta con buen cartel en el mercado y, de hecho, el Mirandés ya ha mostrado su interés por su cesión, una vía de escape que parece que será la utilizada por el club verdiblanco.

Ya el pasado verano, el asunto de un posible préstamo de Raúl en Anduva estuvo encima de la mesa, pero finalmente el club de Heliópolis optó por su continuidad tras el ascenso del filial a la nueva Primera RFEF. Esa circunstancia y el hecho de que el canterano no había ampliado su contrato frenaron el préstamo.

Esta última temporada no ha sido la mejor para el delantero, que ha anotado 6 tantos en 33 partidos con el Betis Deportivo, y tampoco ha entrado en los planes de Manuel Pellegrini. Con contrato hasta 2025, el ariete de 1.92 centímetros es uno de los candidatos a nuevo killer rojillo.