El director deportivo del Mirandés trabaja para cerrar nuevas incorporaciones. / Avelino Gómez

Aragón quiere 'pescar' en Donosti

El director deportivo está atento a la operación salida de la Real Sociedad para reforzar el equipo

RAÚL CANALES

El Mirandés será uno de los grandes animadores del mercado invernal de Segunda. Los rojillos tienen que cerrar muchas incorporaciones y también agilizar la operación salida, por lo que se avecinan semanas muy movidas en las oficinas de Anduva. Tanto Chema Aragón como Joseba Etxeberria tienen muy clara la radiografía del equipo y lo que hace falta para afrontar la segunda vuelta.

Como es habitual, el director deportivo mira de reojo a las grandes canteras del fútbol español, caladero en el que tantas veces ha pescado futbolistas que han dado un salto de calidad a la plantilla. Aunque esta temporada hay cesiones que no han dado el resultado esperado, otros futbolistas que han llegado a préstamo sí que han aprovechado la oportunidad para lanzar su carrera. Entre los nombres que tiene apuntados Aragón, varios forman parte de la cantera de la Real Sociedad. Turrientes, González de Zárate o Magunazelaia gustan mucho en Anduva e Imanol Alguacil ya ha dejado claro que no se opondrá a su salida porque necesitan jugar, y en el primer equipo txuri urdin no tienen sitio. Pero no será fácil hacerse con los servicios de las perlas donostiarras, ya que son muy cotizadas en el mercado. Varios equipos siguen de cerca sus pasos, por lo que Aragón deberá moverse con rapidez si quiere cerrar sus fichajes. A favor del director deportivo rojillo juegan las buenas relaciones que mantienen con la real Sociedad y que las últimas operaciones entre ambos equipos han sido muy fructíferas: Guridi, Sagnan, Merquelanz o Roberto López son los mejores ejemplos.

La joya de la corona es Turrientes, centrocampista con mucha personalidad al que no le quema el balón. Sin duda, es uno de los jugadores de la plantilla de la Real Sociedad con más proyección, pero la competencia en su puesto le ha permitido jugar solo 101 minutos y necesita tener continuidad para sacar a relucir todo su potencial y regresar a San Sebastián mucho más formado como jugador profesional. Es algo similar a lo que ocurre con Karrikaburru, otro de los nombres con más novias, que únicamente ha disputado 86 minutos en Primera. El año pasado ya demostró que puede ser un jugador válido para Segunda y de hecho tiene casi cerrado su fichaje por el Granada.

Por su parte González de Zárate y Magunazelaia juegan habitualmente ene l filial donostiarra. Aunque son seguidos muy de cerca por Imanol, su lugar por ahora está en 1ª RFEF, categoría que se les queda pequeña. El primero es central y ya jugó la pasada temporada en la división de plata, mientras que Magunazelaia es centrocampista y es pieza esencial de la Real Sociedad B. Sus cinco goles en la primera vuelta le han permitido debutar ya en el primer equipo y está listo para dar el salto al fútbol profesional.