Aprovechar «la ansiedad del Mirandés» es el objetivo del rival

A. G.

El Lugo está en descenso pero se presenta al encuentro tras recibir una importante inyección de moral después de ser el primero en vencer al Burgos. Además, lo hizo de forma clara, sin paliativos. Y juega en su estadio, así que para amarrar los tres puntos que se ponen en juego creen que «tenemos que aprovecharnos de la situación de ansiedad que puedan tener (el Mirandés) para sumar puntos».

Es uno de sus capitanes, el centrocampista Josep Señé quien así lo introduce al hacer referencia al duelo de este fin de semana. Si bien, considera que el cuadro mirandesista no será una presa fácil. «Aunque vayan últimos son un gran equipo, con grandes individualidades y que salen muy bien a la contra. Saben jugar muy bien al balón, aunque atraviesan una posición que no es cómoda para ellos», de ahí que mantenga que los de Etxeberria pueden llegar al choque con ansiedad.

Una de las claves para la plantilla del conjunto gallego cuando llegan estas dinámicas malas es «apretar un poco más en los entrenamientos. Hablamos que había que apretar más. Las sensaciones no habían sido malas, pero lo que marca la clasificación son los puntos y los resultados. Teníamos que seguir con las buenas sensaciones, pero que también eso se transformara en resultados buenos, como sucedió contra el Burgos».

Al igual que en Miranda, allí confían en abandonar pronto la zona de descenso, que actualmente marcan al ocupar el decimonoveno puesto de la clasificación. «Sabemos cómo es la competición, tremendamente igualada. En cuanto ganas dos o tres partidos, te pones en una posición cómoda y los pierdes, y estás casi en descenso. Tratamos de sacar puntos en todos los partidos para estar más cómodos. Hasta ahora no habíamos conseguido puntuar tanto y por eso estamos en esa situación».

La máxima para salir del pozo es la ya escuchada tantas veces a orillas del Ebro: «Ir creciendo en solidez defensiva, intentar mantener la portería a cero y luego, ser más eficaces de cara a la portería contraria». Mirandés y Lugo quieren hacerlo el domingo.