El VAR en Anduva tendrá 2 cámaras paralelas a la línea de gol y un monitor en Preferencia

Un colegiado revisa una acción durante la última Copa de América/. Reuters
Un colegiado revisa una acción durante la última Copa de América / . Reuters

La pantalla para el árbitro estará dentro del campo o bien se habilitará en un semicírculo vallado en el pasillo exterior

ÁNGEL GARRAZA

Es una de las novedades que conlleva el ascenso a Segunda División y que tendrá Anduva la próxima temporada. La campaña 2019/20 será la primera en la que se aplicará el sistema de videoarbitraje (VAR) en la categoría de plata después de que se pusiera en marcha en Primera en la anterior. La idea era que se aplicase en el reciente 'play off' de ascenso a la elite, pero finalmente no fue así y se introducirá con motivo del inicio de una liga en la que participará el Mirandés tras dos años consecutivos en Segunda B.

A efectos prácticos, en cuanto a obras a realizar en Anduva, no harán falta muchos trabajos porque lo que tendrá que haber en el estadio son dos cámaras paralelas a la línea de gol, ubicadas sobre plataformas en las esquinas de cada fondo del rectángulo de juego.

Y, además de estas dos cámaras, será necesario el monitor para el árbitro, que estará en la zona más próxima a la antigua Preferencia. Aquí, la duda que se tiene en el club es colocarlo en un área dentro de lo que es el recinto del campo (fuera, eso sí, del rectángulo de juego) o bien abrir un semicírculo, que estaría vallado, ya en lo que es el pasillo de Preferencia.

No hará falta crear más infraestructuras para el VAR en Anduva porque, cabe recordar, que el centro operativo, la denominada sala de vídeo, está en Madrid. Con los responsables (asistentes de vídeo) que se encuentren allí estará conectado mediante el sistema habitual de audio el colegiado que dirija el choque del Mirandés.

El partido en el Municipal se detendrá cuando el trencilla de turno lo estime oportuno siempre bajo cuatro supuestos: en goles, penaltis, tarjetas rojas y confusión de identidad. Así, la función de los asistentes de vídeo es ayudar al árbitro a determinar si se ha producido alguna infracción que impida conceder un gol. Una vez que el balón ha cruzado la línea de meta, el juego ya se ha interrumpido, por lo que el ritmo del partido no se ve afectado.

Los asistentes también evitan decisiones erróneas relativas a la concesión (o no) de un penalti, a la expulsión de un futbolista y si un árbitro no amonesta o expulsa al jugador que debe o no está claro qué jugador ha cometido una infracción, los asistentes de vídeo pueden informar al árbitro para que éste sancione al jugador pertinente.

El primer paso, se recuerda, es cuando el colegiado informa a los asistentes de vídeo o los asistentes de vídeo recomiendan al árbitro que se revise una decisión o incidencia. A continuación, los asistentes de vídeo examinan las imágenes grabadas e informan al árbitro mediante un sistema de audio de lo que están viendo en pantalla. Y, por último, el juez del duelo toma la decisión o actúa adecuadamente tras ver el vídeo en el lateral del campo (en Preferencia, en Anduva) o basándose en la información que le han comunicado los asistentes de vídeo.

Se confirma que habrá VAR en Segunda esta campaña. Y, por lo tanto, en Anduva. Los árbitros no terminaron el proceso de formación y por ese motivo no se puso en marcha en la fase de ascenso a Primera. La Federación ha cambiado de proveedor, ya no es Mediapro sino la firma Hawk-Eye (Mundial y Liga de Campeones).