Amorebieta, Alcorcón y Fuenlabrada son los que tienen menos respaldo desde las gradas

A. G.

El Mirandés no llega a los 26.000 espectadores sumando todos los que se han dado cita en los 11 partidos de la primera vuelta que se han disputado en Anduva con motivo del campeonato de liga de Segunda División. La media es de 2.300 aficionados por encuentro, lo que sitúa al club rojillo en el cuarto con menos presencia de público en las gradas cuando actúa como local, siempre según los datos oficial que trasladan las entidades.

El Amorebieta no puede jugar en su hábitat natural, Urritxe, sino que tiene que hacerlo en las instalaciones de Lezama (capacidad para 3.250 personas), donde solo se congregan 979 personas de media. Han acudido en total 9.787 aficionados a sus partidos. Es el más modesto de la categoría y el que menos respaldo tiene.

A continuación, en el primer tramo de la campaña ya completado, aparece el Alcorcón, colista de la tabla, donde figura desde hace un buen número de jornadas. A Santo Domingo (su aforo es de 5.100) solo van 1.455 espectadores cada día que juega su equipo al haberse juntado 14.549 desde que arrancó la competición actual.

El Fuenlabrada es otro conjunto de la comunidad de Madrid que también se sitúa en posiciones de descenso a Primera RFEF. Su estadio es el Fernando Torres (habilitado para 6.000 personas), el tercero con menos público de Segunda División al registrarse únicamente 2.088 como promedio en once encuentros: en total, 22.968. El cuarto que presenta menos afluencia en la categoría de plata es Anduva.

La Real Sociedad B y el Lugo, con 2.800 y 2.500 de media respectivamente son los que están por encima del Mirandés en cuanto a asistencia.

Al otro lado de la balanza se sitúa el Zaragoza. La Romareda es el recinto (para 33.068 espectadores) que tiene más público cada jornada al reflejarse en que son 15.015 los hinchas que ven a los blanquillos en directo, desde las gradas. Ya han acudido un total de 165.000 a presenciar los choques como anfitrión del próximo visitante de Anduva. El Málaga y La Rosaleda (30.044 aficionados) son los segundos que presentan mejores cifras: 13.810 es lo que promedia el equipo andaluz.

Valladolid y su campo, Zorrilla, con 13.198, y Las Palmas (Gran Canaria), con 12.054 están en la parte alta de la clasificación de Segunda División respecto a presencia de espectadores en lo que va de una temporada que está en su ecuador.