Álvaro Peña llega cedido al Mirandés en la última jornada del mercado de fichajes

Buscará su mejor versión con la elástica rojilla. /E. C.
Buscará su mejor versión con la elástica rojilla. / E. C.

El centrocampista vasco, procedente del Albacete, aportará experiencia al equipo gracias a sus casi 150 encuentros en Segunda

TONI CABALLERO

El Club Deportivo Mirandés y el Albacete Balompié llegaron ayer a un acuerdo para que el jugador, Álvaro Peña, vista la elástica rojilla durante la presente campaña. El centrocampista vasco, formado en Lezama, aterriza en Miranda en calidad de cedido por una temporada y aportará experiencia al conjunto de Iraola, ya que suma cerca de 150 participaciones en el segundo peldaño del fútbol nacional.

Durante la temporada pasada, el equipo manchego peleó por el ascenso a Primera División, llegando incluso a disputar el 'play off' de ascenso frente al Mallorca. Pero finalmente fueron los baleares, liderados por el ex mirandesista Lago Junior, los que se llevaron el gato al agua. Peña nació en Bilbao en 1991, aún tiene 27 años de edad ya que cumplirá el próximo mes de octubre, y puede ocupar varias demarcaciones dentro del campo de juego.

Se trata de un centrocampista «con mentalidad ofensiva», tal y como resaltó el club mirandesista en el anunció de su contratación, capaz de jugar por detrás de un punta; hacerlo más retrasado en la línea de medios; o incluso partiendo desde la banda y generalmente hacia el interior. Peña sumará su visión de juego y capacidad asociativa a un conjunto falto de efectivos entre líneas. En este sentido, se espera que pueda aportar ese último pase que está adoleciendo el bloque y que conectaría a los talentosos jugadores de segunda línea con alguno de los tres arietes de los que dispone el equipo: Barco, Matheus o André.

Pese a destacarse por sus pases y su juego combinativo, Peña también sabe lo que es pisar área e incluso hacer goles. Pese a su corta edad, el jugador ya es todo un conocedor de la categoría de plata, por dónde ha trotado en varios conjuntos. Criado en las inferiores del Athletic, figuró en el Baskonia antes de dar el salto a Segunda de la mano del Club Deportivo Lugo en la temporada 2013-2014. Con sólo 22 años, disputó 2.259 minutos en liga durante su primera temporada, repartidos entre 37 duelos. Además, fue capaz de anotar dos dianas y de dar otras dos asistencias.

Un año más tarde, su participación en el club lucense se redujo a 28 partidos de liga, 1.367 minutos en los que marcó 2 goles y repartió 3 pases de gol. Ya en la 2015-2016, Peña fue una de las apuestas principales del Racing de Santander para retornar a Segunda División. El vasco jugó un total de 31 encuentros y marcó 4 goles con el conjunto cántabro. No consiguieron el ascenso y volvieron a intentarlo una temporada más tarde, quedándose a las puertas del ascenso en las eliminatorias de 'play off'. Durante el curso 2016-2017, Peña disputó 36 encuentros de liga regular y otras 6 de eliminatorias, ya que cayeron en la tercera ronda, anotando un total de 4 goles.

Tras su paso por Santander, Peña recaló en el Alcorcón, que lo reclutó para Segunda División. Con el conjunto alfarero, el centrocampista jugó 38 encuentros durante su primera temporada, anotando 5 goles y repartiendo 5 asistencias en los casi 3.000 minutos sobre el césped. Así, cerró una campaña más que meritoria en un conjunto que acostumbra a estar entre los más humildes de la categoría.

Otro gran inicio de curso en el municipio madrileño le valió para que el Albacete, uno de los principales candidatos al ascenso la temporada pasada, centrase sus ojos en él para reforzar su plantilla. Sin embargo, Peña no llegó a encontrar la continuidad deseada en el bloque manchego, con el que participa en un total de 13 partidos, ninguno de ellos de la promoción de ascenso a Primera, y en los que repartió 1 asistencia.

Ahora el jugador llega a Miranda con ganas de reencontrarse con su mejor versión. En las últimas jornadas se había hablado del posible interés de otros clubes como el Racing, donde ya militó, pero el proyecto mirandesista, en el que puede ocupar un rol de importancia dentro del club, ha desequilibrado la balanza a su favor. Su no presencia en la convocatoria del Albacete en su visita al Molinón ya hacía presagiar que Peña iba a abandonar la disciplina del cuadro albaceteño antes del cierre del mercado estival, y así ha sido durante la última jornada del mismo.

De esta manera, el Mirandés experiencia y juego entre líneas en tres cuartos de campo, dos de las necesidades que muchos de los aficionados venían remarcando en el inicio de curso.