Joseba Etxeberria da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento. / avelino gómez

Una alineación que se recita de memoria

Solo once futbolistas rojillos pasan de los 1.000 minutos. Sin fondo de armario, Etxeberria ha tirado de un bloque fijo

RAÚL CANALES

Los aficionados del Mirandés pueden recitar casi de memoria el once inicial de su equipo. A Joseba Etxeberria le ha costado dar con la tecla porque ha tenido que acoplar un vestuario repleto de caras nuevas, pero el técnico ha encontrado su once ideal y en las últimas jornadas solo ha hecho los cambios obligados por lesiones y sanciones.

El probl

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores