El Alcorcón viaja a Miranda como el único equipo sin puntuar tras los cuatro primeros partidos

ÁNGEL GARRAZA

Mientras el Mirandés realizó ayer el entrenamiento a puerta cerrada sobre el césped de Anduva, con la incorporación de Sergio Carreira, que ya estaba el miércoles tras regresar de madrugada de Lituania, donde jugó con la selección española sub-21, su adversario de mañana llegará a la cita del sábado como el último clasificado de la categoría tras perder los cuatro encuentros que ha disputado de la Liga 2021/22.

Es el único conjunto, de los 22 participantes, que no sabe lo que es puntuar en el primer mes de competición. El Leganés, penúltimo, suma 2. El Alcorcón es un histórico de la categoría pero ha firmado su peor arranque desde que inició su andadura en el fútbol profesional hace once años.

Comenzó con derrota en El Toralín ante la Ponferradina (1-0). La semana siguiente, cayó en su terreno de juego en el derbi madrileño frente al Fuenlabrada (0-2). Se quedó sin puntuar en el duelo ante el Málaga al perder por 1-0 y en su última comparecencia en Santo Domingo sucumbió ante el Zaragoza (1-2).

Sus números son muy malos en este tramo inicial: 0 puntos, con solo un gol a favor en más de 360 minutos de juego, conseguido el pasado fin de semana por Moyano, y seis en contra. Son cifras que presenta el colista, una posición que ahora es más bien anecdótica porque restan aún 38 encuentros por delante, un mundo, pero las sensaciones en el bando amarillo no son precisamente las mejores a pesar de que cosechó tres de las cuatro derrotas por la mínima.

Incluso, Juan Antonio Anquela, toda una institución allí, está cuestionado por parte de un sector y ya se habla de posible destitución si no vence en Miranda, donde le aguarda un equipo que entrenará esta mañana en el campo 2 de los anexos por última vez antes de recibir a los madrileños.