Aires de revancha ante el Leioa

El centrocampista del Mirandés apuesta porque el equipo rojillo siga moviendo la pelota. /A. G.
El centrocampista del Mirandés apuesta porque el equipo rojillo siga moviendo la pelota. / A. G.

Hugo Rama recuerda que es uno de los pocos rivales que venció al Mirandés en la primera vuelta «y eso no gusta a nadie a pesar de que llevamos pocas derrotas»

ÁNGEL GARRAZA

El conjunto rojillo cayó en Sarriena el pasado día 17 de noviembre de 2018. Fue por 1-0 y era la segunda derrota consecutiva que cosechaba a domicilio tras perder por los mismos guarismos en el anterior desplazamiento realizado a Torrelavega para enfrentarse a la Gimnástica. Tras aquel duelo el Mirandés se situaba en la cuarta posición y el Leioa le adelantaba para colocarse en la tercera. Mucho ha cambiado la situación casi cinco meses después y, por todo ello, en la plantilla no se oculta que se espera con especial interés la llegada de este compromiso. «Siempre tienes ganas de revancha, porque no nos gusta perder ningún partido, cuando alguien te gana en la primera vuelta. Aunque llevamos pocas derrotas, queremos que llegue ya porque va a ser un encuentro bonito», confiesa Hugo Rama.

El Leioa tiró de juego directo y verticalidad para ganar a un Mirandés que, pese a perder, dispuso de varias ocasiones claras como para haber puntuado en tierras vizcaínas. Los jugadores rojillos, no obstante, confían en que el choque que acogerá Anduva dentro de dos días sea diferente y no transcurra por los mismos derroteros.

El centrocampista asegura que «al cambiar de escenario no será un partido similar al que jugamos en noviembre. El de aquí es un campo más grande y es más bonito para jugar; allí ellos suelen plantarse con línea de cinco y son siempre partidos cerrados y complicados. Además, la que tuvieron la metieron y pasó lo de siempre, que si no conviertes tus ocasiones lo acabas pagando». El Mirandés se volvió de vacío y, por tal motivo, quiere 'devolver la moneda' a los azulgranas este próximo domingo en su hábitat natural.

Los últimos rivales a los que se ha medido la escuadra de Borja Jiménez han sido de corte físico y de un estilo muy marcado de juego (Amorebieta, Gimnástica, Tudelano...) al emplear uno directo y en el que una de las misiones principales es no permitir que el rival elabore. Acerca de la lección que se ha podido aprender ante este tipo de adversarios para que no se repitan situaciones ni problemas detectados, el futbolista gallego entiende que «eso les pasa a los grandes equipos, incluidos los de Primera como el Barça; y a nosotros, también. Es normal que nos suceda, pero estamos capacitados para jugar y ganar a cualquiera».

El equipo de Miranda pone en práctica y se basa en un fútbol combinativo. ¿Se puede plantear el hecho de alternar el juego de toque y posesión con otro más directo? Hugo Rama sostiene que «se puede hacer pero pienso que somos un equipo que si perdemos la personalidad para tener la pelota, moverla por abajo y hacer un fútbol rápido y vistoso creo que nos convertimos en un equipo asequible para cualquiera»

Y, en cambio, –continúa el jugador– «si hacemos nuestro juego podemos entrar en una dinámica buena de nuevo para llegar al 'play off' y ganar a cualquiera». Ese es el cometido que tiene el plantel en lo que queda de temporada.

El Leioa, por su parte, ocupa actualmente la sexta plaza y tiene la cuarta a solo seis puntos de distancia, dos partidos, con todavía siete por jugar. Cuenta, a día de hoy, con opciones reales por lo tanto de colarse en la fase de ascenso. ¿Esta circunstancia puede traducirse en que el rival se plantee buscar la victoria sin encerrarse tanto en su parcela? Es lo que desea el de Santiago de Compostela.

«Ojalá vengan a jugar y a hacerlo de tú a tú», si bien tampoco está muy convencido de que se produzca esta posibilidad que permitiría presenciar un partido más abierto. El Mirandés, insiste, no tiene que variar su planteamiento aunque se puedan introducir matices para intentar que los tres puntos se queden en Miranda.