El conjunto andaluz cayó el lunes con estrépito, 0-4, ante Las Palmas y es el colista de la categoría. / LALIGA

Las aguas siguen revueltas en el Málaga pese a los 12 fichajes

El rival que visitará el sábado Anduva firma el peor inicio de Segunda a pesar de que su objetivo es no repetir la pésima campaña pasada

ÁNGEL GARRAZA

Es de los muchos equipos en Segunda División con obligaciones. De los que están muy exigidos porque en Málaga consideran que el sitio de su primer equipo está un escalafón por encima. Verse en los puestos inferiores de la clasificación de la categoría de plata no entra en sus planes. Es uno de tantos con pasado reciente y exitoso en Primera División y con un respaldo social tal que verse actualmente con los peores números de los 22 conjuntos participantes en el arranque liguero allí es difícil de digerir. El cuadro costasoleño se presentará en Anduva dentro de tres días como colista y no ha cambiado la dinámica del curso anterior, cuando vio de cerca el descenso a Primera RFEF.

Casi 22.000 personas siguieron el lunes por la noche su encuentro ante el Las Palmas, duelo que acabó con un inapelable 0-4 en La Rosaleda, lo que ha motivado una cascada de opiniones negativas, en contra principalmente del entrenador, Pablo Guede, el inquilino del banquillo que en el fútbol siempre es el primero en recibir los desaires desde las gradas.

El cuadro blanquiazul ha perdido sus dos primeros duelos, el inicial en Burgos (1-0). No suma gol alguno y, por contra, ha encajado cinco. Presenta los peores datos de la categoría en los primeros compases del curso 22/23.

La temporada no ha hecho más que comenzar. Para todos. Es pronto para sacar conclusiones en uno o en otro sentido, más si cabe en una competición tan larga como lo es la Liga SmartBank, pero en la capital andaluza las aguas siguen revueltas después de lo que vivieron allí la campaña pasada.

Allí se han encendido rápido las luces de alarma. Lo que puede parecer muy pronto en otros lugares, en Málaga se cuestiona la imagen que ofrece su equipo en un comienzo lleno de dudas, que se añade a los paupérrimos datos que protagonizó la campaña 21/22, que solo le sirvieron para librar la categoría con muchos apuros.

Y, lo que es peor, todo ello después de realizar doce fichajes –algunos de ellos de relumbrón– para no repetir las malas sensaciones que han propiciado que los hinchas de este club lleven más de 400 minutos entre la última y la recién comenzada campaña sin ver un gol de los suyos.

Rubén Castro, Álex Gallar, Fran Sol, Manolo Reina, Rubén Yáñez, Juanfran Moreno, Unai Bustinza, Esteban Burgos, Pablo Hervías, Aleix Febas, Fran Villalba y Jonás Ramalho se han sumado al proyecto malacitano.

Muchos tienen sobrada experiencia no solo en la categoría sino en Primera División, pero siguen sin ver puerta en los más de 180 minutos disputados del campeonato.

El técnico argentino reclamaba ayer paciencia después del varapalo sufrido en su campo ante una nutrida presencia de seguidores a pesar del día (lunes) y la hora. La cita de Anduva, este sábado, se la toman como una oportunidad para cambiar de rumbo y conseguir sus primeros puntos.