abata también viajará a partir de este próximo fin de semana. / A. Gómez

La afición podrá arropar al equipo en Burgos al recibir el club 850 entradas

La marea rojilla ya puede acompañar al Mirandés en los desplazamientos; desde hoy y hasta el sábado se venden las localidades en la sede

ÁNGEL GARRAZA

Habrá afición rojilla en las gradas de los estadios a partir de este fin de semana. Al menos, y si nada cambia, durante el mes de octubre, aunque la idea es que esta normalidad se extienda en el tiempo con permiso de la pandemia.

La aprobación por parte del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de las medidas específicas frente a la COVID-19 adoptadas para los eventos de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, la Liga de la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB), así como de otros eventos deportivos –que estarán en vigor durante el próximo mes– han fijado un aforo máximo de hasta el 100 % para actividades en recintos abiertos, a la que corresponde la competición de LaLiga SmartBank y, por lo tanto, el encuentro correspondiente a la octava jornada que jugará el Mirandés ante el Burgos este próximo domingo en El Plantío (18.15 horas).

Por tal motivo, desde la ciudad del Ebro se anuncia que, a partir de hoy y hasta el sábado, 2 de octubre, se pondrán a la venta en la sede de Francisco Cantera 850 entradas para presenciar el duelo en directo.

La entidad burgalesista remitió a las oficinas del club de Miranda ese número de localidades, correspondientes al Fondo Norte, al precio único de 20 euros para su venta en la tienda oficial. Es el emplazamiento destinado a la afición visitante.

Desde las instalaciones rojillas recuerdan a los aficionados interesados en la compra de entradas que el horario habitual es de lunes a viernes de 10 a 14 horas por las mañanas y de 16.30 a 20 horas por las tarde; el sábado, la tienda permanecerá abierta de 11 a 13.30 horas.

La hinchada jabata volverá a arropar a sus jugadores desde este domingo. Han pasado prácticamente 19 meses desde que lo hiciera por última vez en un hábitat diferente al de Anduva.

Hay que remontarse a aquel domingo, 8 de marzo de 2020, para encontrar el último desplazamiento donde hubo representación mirandesista en un recinto ajeno. En aquella ocasión, una delegación de hinchas rojillos se dio cita en Santo Domingo para asistir al envite frente al Alcorcón, que acabó con victoria del Mirandés por 1 a 2.

Desde entonces, no ha vuelto a animar a los suyos fuera de Miranda. De tal manera que si el virus no lo impide, la marea rojilla se congregará a partir de ahora en otros muchos recintos de la categoría, tales como Zorrilla, Ipurua, La Romareda, Reale Arena, Lezama o los de equipos madrileños, entre otros, donde es muy bien recibida.