Rey: «Esta afición es muy del Mirandés»

Álvaro Rey, goleó el pasado domingo. /A. G.
Álvaro Rey, goleó el pasado domingo. / A. G.

El extremo pone en valor que «aquí, la gente es mucho del equipo de su pueblo y eso es primordial para nosotros» y subraya que «lo importante este domingo será no encajar»

ÁNGEL GARRAZA

La mente de todos, jugadores, técnicos y aficionados está puesta en el partido del domingo, trascendental para el Mirandés porque se juega la ida de la semifinal por el ascenso ante el Recreativo. Y lo hará en una matinal festiva y siempre tan especial para los mirandeses como es San Juan del Monte. El ambiente está garantizado y, de nuevo, la afición de Anduva va a jugar un papel preponderante, de momento en el primer envite ante los de Huelva. Álvaro Rey, ante este próximo reto, quiere hacer hincapié en este hecho, fundamental para la plantilla. El jugador rojillo destaca el sentimiento que existe en la ciudad hacia el club de fútbol más representativo de la localidad.

«Cuanta más gente venga a vernos, mejor. Incluso, el día anterior al partido ante el Atlético, durante el entrenamiento, nos sirvió de mucho para estar motivados de cara al encuentro. Nosotros lo agradecemos y, sobre todo, le doy mucho valor porque es una afición que es muy del Mirandés». El extremo añade que «aquí, la gente es mucho del equipo de su pueblo y eso es primordial para nosotros, se agradece después en el campo».

Y es que –continúa– «el 50% de la victoria del otro día ante el Atlético fue gracias a ellos. Nosotros, tenemos nuestra forma de jugar y nuestras características y después, tenemos la otra mitad que es la afición, la que nos dio el empujón final para ganar el partido. Para nosotros, es importantísimo que haya un ambiente muy bueno aquí». Eso, y más en San Juan, está asegurado.

Será un pilar. Además de lo que acontezca sobre el terreno de juego. «En este tipo de partidos da igual las dinámicas, no hay favoritos y todo se iguala, cualquier rival es complicado pero sí está claro que este domingo tenemos una cierta ventaja al jugar en casa en Anduva. Somos de los equipos más fuertes de la categoría en nuestro campo, pero ellos han hecho una temporada impresionante en la segunda vuelta, no perdían desde hace muchos meses y es evidente que va ser un partido superdifícil y muy complicado.

No cree que el aspecto anímico, que el Mirandés llegue tras remontar y clasificarse para la siguiente ronda y el Recreativo de caer en el cruce de campeones ayude a inclinar la balanza hacia el bando mirandesista. «¿Los jugadores del 'Recre' no van a estar motivados por jugar este partido?», se pregunta en voz alta.

«Aunque hayan quedado eliminados, tienen otra oportunidad al haber acabado como primeros, así que seguro que vendrán motivados, olvidarán la pasada eliminatoria y se centrarán en esta porque el que pierda ya se irá de vacaciones. No pienso que el estado anímico vaya a suponer una gran ventaja, hemos hecho una gran remontada el otro día pero va a estar todo igualado».

El sevillano considera que tampoco tiene excesiva importancia jugar primero en casa o fuera. «Cuando llegas al 'play off', como está todo tan igualado, da igual jugar primero fuera o en casa. En la vuelta, nos pusimos perdiendo en Anduva después de terminar 0-0 en la ida. Igual aquí no nos sale un buen partido y vamos a Huelva y ganamos allí la eliminatoria; no le doy excesiva importancia a jugar primero fuera o en nuestro campo»

Sí que es verdad, subraya, que «no encajar en casa este domingo es primordial para la vuelta. Defensivamente, estamos haciendo muy buen trabajo. El otro día nos metieron el gol a balón parado en una jugada que la hicieron bastante bien y en la que nos pillaron por sorpresa. El equipo está bien y tenemos que intentar no encajar gol en la ida».

¿Qué choque espera el día 9, un partido muy táctico, cerrado como lo fue la ida en el Cerro del Espino? «En casa, intentamos llevar el peso del partido. Ellos defienden muy bien, tienen jugadores muy fuertes y con mucha experiencia. Puede ser un partido por parte de ellos cerrado porque no creo que vengan a lo loco, a ganar como sea aquí. Saben que queda el de vuelta en su campo, un estadio muy difícil, con una afición impresionante, que nos pondrá las cosas difíciles».

Rey sostiene que «en Anduva, como siempre, intentaremos hacer nuestro juego: llevar el peso y procurar que las ocasiones que tengamos meter al menos alguna; además de no encajar, que es lo importante en el primer encuentro».

El extremo fue uno de los protagonistas del pasado fin de semana al materializar el penalti que rubricaba la remontada ante el filial colchonero. «Mucha gente me ha preguntado si estaba nervioso y, sinceramente, he contestado que no. No sentía nervios. Soy el encargado de tirar los penaltis, por desgracia he errado dos esta temporada, pero tenía confianza y ganas de tirarlo porque, al final, el míster dice que el encargado soy yo; cogí el balón tranquilamente y sabía que lo iba a marcar. Tenía confianza en conseguirlo y de tirar al sitio que fue el balón».

Lo que no es óbice para que pensara que «todo Anduva se echó las manos a la cabeza. Mi familia igual, pero confiaba mucho en mí, estaba tranquilo porque sabía que iba a marcar. A algún compañero se lo he dicho, en el penalti ante el Vitoria igual me sentía más presionado por haber fallado uno antes, pero en este último tenía una confianza ciega».

Además de la confianza, también reconoce que los instantes finales del duelo en el que se resolvió el primer cruce se controlaron mejor que en otras ocasiones. «Se manejó muy bien la recta final del partido, los últimos minutos. Cuando nosotros vamos perdiendo el resto de equipos hace lo mismo. De hecho, el Atleti B desde que marcó el gol paró el juego. Al final es entendible; yo me desespero, pero si pasa al revés y lo hace mi equipo me alegro. Con uno menos en los dos minutos de prolongación, creo que lo hicimos bien». Una lección bien aprendida.