Yanis será baja en al menos tres partidos

Yanis Rahmani permaneció durante unos minutos tendido sobre el césped tras recibir el domingo la entrada de un defensa del Caudal./ AVELINO GÓMEZ
Yanis Rahmani permaneció durante unos minutos tendido sobre el césped tras recibir el domingo la entrada de un defensa del Caudal. / AVELINO GÓMEZ

El extremo rojillo sufre un esguince en el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda, que le obliga a parar en un periodo de tiempo no especificado pero que será de varias semanas como mínimo

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés pierde para las primeras de las ocho finales que debe afrontar para conseguir el primer objetivo del club, que no es otro que quedar en lo más alto de la tabla al final de la liga, a un hombre importante en su esquema al ser el único jugador específico para la posición de extremo izquierdo que tiene Pablo Alfaro en la plantilla. Yanis Rahmani conoció ayer el resultado de los exámenes médicos a los que se sometió el martes por la tarde para determinar el alcance de su dolencia y el parte que se hizo público desde el club revela que «realizadas ayer martes las pruebas pertinentes al jugador del Mirandés, Yanis Rahmani, el parte médico ha revelado que el futbolista sufre un esguince en el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda. Queda descartada, por tanto, cualquier tipo de lesión ósea. Pendiente de evolución».

No se especifica, en este sentido, el grado del esguince (I, II, III), de ahí que se apunte que no se trata del más grave (rotura de más del 50 % del ligamento) porque si fuera ese, este hecho conllevaría perderse lo que queda de temporada, dado que el periodo de recuperación, en ese caso, se eleva hasta los tres meses.

No se comunica nada al respecto, sino que queda pendiente de comprobar cómo evoluciona. «Se trataría de un esguince normal», se indica por parte de las fuentes consultadas. Si es de grado II –rotura de en torno al 50 % del ligamento–, no debería jugar, siempre según los expertos en la materia, antes de ocho partidos. Todos los que quedan del campeonato. Se ausentaría en todo lo que queda de liga y, en función, de su rehabilitación y de la clasificación final de los rojillos, podría ser de la partida en la fase de ascenso.

Y si se tratara del más leve (un estiramiento con pocas fibras rotas), el periodo de baja estimado es de varias semanas como mínimo. No jugaría, en cualquier caso, antes de 3/4 partidos, que es el tiempo estipulado para la recuperación total de un esguince del ligamento de grado I.

Así que, con total seguridad, Yanis no estará en al menos las tres próximas citas en las que el Mirandés se enfrentará a Lealtad en Villaviciosa, Osasuna B en Anduva y Tudelano en tierras navarras. La siguiente comparecencia sería ante la UDLogroñés en Miranda, otro enfrentamiento clave que se jugará dentro de un mes, el 15 de abril.

Dentro del contratiempo que supone perder a un jugador para los encuentros siguientes, el franco argelino no sufre una lesión de menisco o la tan temida triada, que le podía haber dejado en el dique seco para los próximos meses al tratarse de una dolencia de máxima gravedad que requiere operación quirúrgica.

No es, por fortuna, así. El extremo tuvo que ser relevado por su compañero Igor Martínez en el minuto 41 del choque que disputaba el pasado domingo frente al Caudal ante la imposibilidad de seguir sobre el césped después de una jugada en la que a punto estuvo de marcar y, sin embargo, acabó de la peor forma.

Poco después de la media hora de juego, un mal despeje de la defensa visitante ante la insistencia de Pito Camacho, acabó con el balón suelto en la corona del área. Yanis y uno de los zagueros asturianos corrieron a por el cuero con la mala suerte de que el empeine del atacante rojillo se quedó enganchado con el defensa cuando recibió su entrada. Yanis acabó en el suelo y, aunque trató de continuar sobre el campo, minutos después pidió el cambio y tuvo que abandonar el rectángulo de juego con una visible cojera.

Esta ausencia cuya duración está por determinar se suma a la que protagonizó hace unas semanas cuando después de jugar en El Molinón el día 14 de enero, fue castigado con cuatro partidos a causa de la expulsión que sufrió contra el Sporting B. Y ahora, se pierde los duelos iniciales del tramo decisivo en el que Mirandés se juega su clasificación para la fase de ascenso a Segunda División.

Su baja anterior se convirtió en un quebradero de cabeza para Alfaro. Probó varias alternativas, incluso con Romero algo escorado en ese costado izquierdo para, principalmente, ayudar en labores defensivas. No se contaba, asimismo, con Igor Martínez, que es uno de los futbolistas que, si está disponible, se puede encargar de ese flanco en la vertiente más ofensiva. De hecho, ante el colista fue el vitoriano el que ocupó este lugar al sustituir a Yanis.

20 disponibles

Quien sí formó parte del entrenamiento de ayer –el lunes ya se ejercitó con los que no jugaron el domingo– fue Diego Peláez. El jugador está ya recuperado de las molestias en los isquiotibiales que le obligaron a parar y a perderse las cuatro últimas jornadas y desde esta semana es uno más en los entrenamientos .

No obstante, dada su inactividad durante un mes no se prevé que vaya a entrar en la convocatoria del entrenador aragonés para viajar el sábado a Oviedo con el fin de medirse el domingo al Lealtad. Tiene, en cualquier caso, a 20 futbolistas disponibles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos