Vuelta a casa a por la Liga

La plantilla mirandesista quiere repetir con asiduidad este gesto.
La plantilla mirandesista quiere repetir con asiduidad este gesto. / Avelino Gómez

El Mirandés regresa a Anduva para medirse a la Peña Sport y buscar el tercer triunfo consecutivo del actual campeonato

ÁNGEL GARRAZA

Ya no hay distracciones. El Mirandés regresa a su hábitat natural, poco frecuentado hasta ahora por razones de calendario y lo hace para centrarse de forma exclusiva en el campeonato de la regularidad. Ubicado ya, tras las tres primeras jornadas, en el grupo cabecero, buscará su tercer triunfo consecutivo esta tarde ante la Peña Sport (17.30 horas), un rival con menos nombre que el Racing, pero igual de importante para intentar que los tres puntos se queden hoy en Miranda. Así lo ha destacado Pablo Alfaro a lo largo de estos últimos días.

Es el colista, recién ascendido y con intereses contrapuestos a los de un Mirandés que quiere ser protagonista en este campeonato en la parte más alta de la tabla. Habrá cambios en una alineación sobre la que el técnico no da pistas durante los ensayos. Sí que asegura que introducirá modificaciones y lo que es seguro es que futbolistas como el portero Limones, Borja, Albistegi o Cervero pueden regresar al once inicial. Un bloque cuyos miembros dispongan de una mayor vocación ofensiva puede ser la apuesta del preparador de Zaragoza con el fin de no pasar excesivos apuros.

De entrada, ha convocado a todos los efectivos de la plantilla. A los 20, en la primera lista. No ha efectuado descartes. También Kijera aparece. Otra cosa es que el lateral esté recuperado de su dolencia en el muslo (en principio, se descartaba una rotura importante) y pueda ser de la partida. Alfaro deberá dejar, por lo tanto, a dos hombres sin vestir cuando una hora antes anuncie la citación definitiva con los dieciocho futbolistas incluidos.

La Peña Sport, que intentará sumar sus primeros puntos en Anduva, es uno de los humildes de Segunda B. Trabajadores en otras ocupaciones, la plantilla navarra continúa entrenando por la tarde (19.30 horas es la habitual) para poder compaginar horarios con la actividad laboral de todos, jugadores y técnicos, lejos del semi profesionalismo o profesionalismo que impera en algunos clubes de la categoría de bronce. Su reto es competir al máximo en cada encuentro e intentar obtener la permanencia.

Dos bajas seguras del rival

Hasta la última sesión, que llevaron a cabo el viernes, Ruiz contaba con dos bajas seguras: Álex Heredia e Imanol Garnica, defensas que todavía no han podido intervenir en el presente campeonato; el resto, está disponible salvo contratiempos de última hora.

Su técnico ha hecho debutar a los dos guardametas en la Liga, tanto De Prados como Íñigo, así que es una incógnita quién defenderá el marco navarro. El central Endika, Íñigo de Frutos, el centrocampista Ceberio, Xiker e Imanol, además del mediapunta Lacruz o el delantero Socorro son habituales en el esquema del entrenador tafallés que con anterioridad entrenó al Artajonés y que ahora cuenta con otra alternativa para el frente de ataque: el exPrimera Valdo.

«Vamos con muchas ganas de intentar lograr los primeros puntos. Eso acaba de comenzar y queda mucho», indica el inquilino del banquillo del conjunto navarro. El Mirandés, por su parte, pretende amarrar los puntos en casa para aspirar a ser fuertes durante toda la competición.

Ya venció por 1-2 en el partido de Copa disputado en San Francisco y hoy se miden en el torneo de la regularidad. En el encuentro disputado en Tafalla, los de Pablo Alfaro, que empezaron perdiendo tras un gol logrado por los locales a la salida de un córner en la primera mitad, consiguieron dar la vuelta al marcador en un duelo que nada tuvo que ver con lo que reflejó durante gran parte de la contienda el marcador. Y es que los rojillos fueron muy superiores a su rival durante prácticamente todos los minutos de juego, aunque el acierto de cara a puerta se les resistió hasta el último tramo y el meta local supo mantener vivos a los suyos con intervenciones de mérito. Al final, la justicia se impuso con un tanto de Camacho primero y la sentencia de Cervero ya en el tiempo añadido, a la media vuelta y cuando se estaba cayendo.

El recién ascendido Peña Sport figura en el último lugar de la clasificación sin haber logrado puntuar, aunque todos los partidos que ha disputado los ha perdido por la mínima y con idéntica derrota: 1-0. El Mirandés, tercero con 7 puntos, intentará continuar con su gran arranque que le lleva a ser uno de los cinco equipos de su grupo invictos tras las tres primeras jornadas.

El encargado de impartir justicia y de que todo transcurra por los cauces deportivos sobre el rectángulo de juego será el colegiado de Villabona Rezola Etxeberría. Es el designado para dirigir la contienda. Tiene 26 años y lleva ya cinco temporadas consecutivas en Segunda División B. Ha sido juez en un total de 53 encuentros, con el balance de 298 tarjetas amarillas mostradas (5,6 por partido) y 14 rojas.

Fotos

Vídeos