«Son tres puntos vitales tras el parón»

Alfaro afronta el regreso con optimismo./Avelino Gómez
Alfaro afronta el regreso con optimismo. / Avelino Gómez

Pablo Alfaro confía en que «no afecte» el descanso navideño de dos fines de semana sin partido oficial porque «llevamos desde el día 28 entrenando»

ÁNGEL GARRAZA

«Nuestra obligación es centrarnos en el partido del domingo y centrar a todo el mundo en este objetivo porque son tres puntos vitales, como lo son todos aquí porque la exigencia es muy alta. Van a ser importantes todos los puntos y ahora, volvemos del parón, empezamos el año y queremos hacerlo bien, como acabamos el anterior».

El entrenador del Mirandés tiene mentalizados a todos sus jugadores y en torno a esta idea han girado todos los mensajes desde que la plantilla volvió de la semana de vacaciones con el fin de que se centren en el choque de mañana contra el Leioa y dejen de lado, de momento, los dos envites consecutivos que llegarán después, los siguientes fines de semana, ante Sporting B y Racing de Santander. Aunque entiende que «es inevitable que el entorno se mire de reojo y piense en lo que más le puede ilusionar» al hacer referencia a los dos compromisos que sucederán al programado para este fin de semana, su obligación y la del resto del cuerpo técnico es intentar que «nosotros pensemos solo en el Leioa».

Alfaro señala que «es el encuentro más importante porque es el primero, el que vamos a jugar tras dos fines de semana sin partido oficial; ya tendremos tiempo de pensar, a continuación, en lo que nos viene después».

¿Cómo llega el equipo después de que no haya habido competición oficial desde el pasado día 17 de diciembre? «Siempre tienes la incógnita después de un parón y más, si es de dos fines de semana porque en el fútbol nacional estamos acostumbrados a parar solo uno; sí que puedes tener esa incertidumbre».

El técnico de Zaragoza entiende, sin embargo, que no afectará al primer clasificado del Grupo II porque el plantel lleva ya unas jornadas en las instalaciones de Anduva con una puesta a punto programada para que no pase factura la inactividad en cuanto a competitividad real, con los puntos en juego.

«Los equipos que llegan mal a ese parón están deseando resetearse y los que llegamos mejor, nos gustaría que todo fuese seguido. Aunque llevamos ya desde el día 28 de diciembre entrenando. Estamos en buena disposición para afrontar este próximo encuentro con las mejores garantías posibles».

Comienza la segunda vuelta, de ahí que sea mayor el conocimiento de los rivales que el que había cuando arrancó la competición el pasado mes de agosto. Respecto a lo que hay que tener en cuenta del Leioa tras lo que reflejó en el terreno de juego en el emparejamiento de ida, afirma que «en el primer partido todos estábamos en construcción. Ellos venían de hacer un ‘temporadón’, casi de meterse en ‘play ‘off’ el año anterior y en la primera vuelta han tenido rachas distintas, pero su sello va a ser el que viene mostrando de mitad de la liga hasta ahora».

El aragonés recuerda que «es un equipo muy norteño, rocoso, directo por momentos, fuerte, que manejan bien esos registros»; al repasar su trayectoria en los cinco primeros meses de la campaña, hace hincapié en que presenta «mejores números de visitante que de local, solo han perdido dos partidos fuera de casa, han empatado mucho y así es como se han manejado durante toda la primera vuelta».

Añade, en este sentido, que «ya nos conocemos todos después de jugar la primera vuelta, hay pocas sorpresas y casi todos tenemos claro los objetivos que queremos buscar al final de temporada, lo que también dificulta todo más».

El punto logrado en Gernika, en el partido que cerró el año 2017, se convertirá en más satisfactorio en este choque ante otra escuadra vizcaína si los de Alfaro se quedan los tres este domingo. Es lo que buscará el equipo, máxime cuando cada punto se va a asegurar más por parte de todos los participantes en la segunda vuelta que mañana empieza.

La baja segura en las filas del Mirandés para este choque es la de Eloy Gila. El catalán sufrió «un fuerte golpe entrenando el pasado martes, le hemos hecho varias pruebas para comprobar si tiene algo y parece que se descarta que sufra un problema importante, aunque no va a llegar al partido del domingo. Es la única baja que tendríamos», a falta de la sesión que tendrá lugar esta mañana, Día de Reyes.

Andrés del Olmo también recibió un golpe «en una sesión, la del martes, en la que todos vinieron con muchas ganas y tuvimos varias hechos de este tipo. Son gajes del oficio, no es nada, ha descansado dos días y medio y ya está en condiciones perfectas para contar con él», significó Alfaro, aunque al tratarse del descarte habitual cada fin de semana y tener claro que partirá este mes con dirección a un equipo de Segunda B, queda a expensas del número de efectivos disponibles y de que Alfaro convoque a Albistegi, el futbolista que está muy cerca de salir para recalar en el Lleida.

La plantilla culminará esta mañana el trabajo previo al partido frente al Leioa. Salvo cambios de última hora, la práctica tendrá lugar a las 10.30 horas en el campo 2 de los anexos y será, al igual que las restantes, a puerta abierta.

Técnico y director deportivo

El adversario, por su parte, realizó ayer un entrenamiento diferente. Dejó el rectángulo de juego de las instalaciones de Sarriena para ejercitarse en un gimnasio. La actualidad de los azulgrana esta semana ha venido dada por dos salidas. A la de su jugador Yosu Camporro se sumará la de su director deportivo, Carlos García, que acabará su relación con el Leioa este mes.

Jon Ander Lanbea, su entrenador, se encargará también de la secretaría técnica junto al segundo preparador y el presidente de la entidad vasca a partir del día 1 de febrero, cuando el mercado de invierno concluya y la figura del director deportivo pase a un segundo plano después de este mes. El conjunto visitante se desplazará el mismo domingo a Miranda para jugar en Anduva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos