Tres golpes y una esperanza

Cervero no consiguió marcar y la aparición del pichichi rojillo puede ser decisiva en Anduva el próximo domingo./ E. CALVO
Cervero no consiguió marcar y la aparición del pichichi rojillo puede ser decisiva en Anduva el próximo domingo. / E. CALVO

El guión del duelo ante el Mallorca dejó una eliminatoria que está complicada

Óscar Casado
ÓSCAR CASADO

No fue un buen encuentro y la mañana del domingo de San Juan del Monte no fue la mejor para los aficionados rojillos. El guión de la película no fue ni mucho menos el más deseado por el conjunto de Pablo Alfaro, con golpes en los momentos clave del encuentro. Un 3-1 final en el que también jugó un papel, por lo menos digno de destacar, el colegiado canario del encuentro, aunque también hay que decirlo: el Mallorca fue mejor.

«El primer gol tan tempranero tienes que ser muy fuerte para que no te haga daño», explicó en rueda de prensa el entrenador rojillo, Pablo Alfaro. Este fue el primer giro de un guión de una película que parecía de terror, aunque el tanto de Pito Camacho da ciertas esperanzas de poder dar la vuelta al resultado en Anduva, con el apoyo de la afición en la grada.

En cuanto al mazazo del gol de Lago Junior, en ese primer tanto el Mallorca mostró una de las armas utilizadas ante los rojillos: la espalda de los laterales. Fue en una jugada por la banda izquierda con un balón perdido en medio campo. Los baleares demostraron su verticalidad, buscaron la espalda del lateral, en este caso la de Kijera, y lo lograron. De esta manera uno de los centrales tuvo que salir a la banda, Paris achicó por el otro lado y Lago Junior solo de marca logró el primer tanto.

La situación se puso de cara para los mallorquinistas que sacaron toda la rabia en la celebración del primer gol. Con el partido en desventaja la situación se puso todavía peor. En toda tertulia futbolística pueden salir tópicos y el domingo muchos de ellos se cumplieron sobre el césped. Al tanto nada más arrancar, se le sumó el segundo, en este caso en un saque de esquina, que puso 2-0 al Mallorca antes del descanso. Otra de las claves.

«Ha habido otra acción a balón parado en la cual han vuelto a poner ventaja y llegas al descanso con esa desventaja, por lo que una cuarta parte de la eliminatoria ha sido ventajosa para el Mallorca», afirmó Alfaro, ante la importancia de los dos tantos que pusieron de cara a los isleños.

A partir de ahí se entró en una segunda parte con un duelo muy decantado. Los mirandesistas tenían que sacar la cabeza, aunque con la cautela lógica de no encajar un tercer tanto, puesto que todavía quedaba mucha eliminatoria por jugarse. Ese era el objetivo pero no se pudo conseguir, por lo que el Mirandés encajó un nuevo golpe. Otro giro en el guión.

Se dio además, cuando el Mirandés más estirado estaba en busca de una tanto que acortara distancias. El gol se recibió justo en ese momento y parecía la sentencia, en una jugada en la que hubo fallo tras fallo en defensa. De nuevo, otro tópico cumplido, por aquello de encajar cuando mejor se está sobre el césped. Así lo expresó Alfaro que reconoció que de haber acabado el encuentro con ese resultado la eliminatoria parecía decantada. «Sí que realmente nos han podido matar porque se hubiese puesto muy difícil», indicó el técnico del Mirandés a este respecto, con el alivio del gol de Pito.

De esta manera, el guión perfecto de toda película de terror se estaba cumpliendo, aunque al final quién sabe si terminará siendo una historia épica con la remontada rojilla. Una esperanza que puede darse por el último giro que en este caso fue de lo único positivo que se dio en el enfrentamiento, el gol de Pito Camacho.

Pero antes de entrar con la esperanza, en la historia del domingo también hay que señalar al actor invitado: el colegiado del encuentro. Durante toda la semana, y al caer el Mallorca en el cruce, se señaló entre los aficionados rojillos el peso del Mallorca y la presión para el colegiado. Un árbitro que no pitó ninguna de las dos manos que demandaron los rojillos, las dos en jugadas con protagonismo de Cervero, que pidió que el colegiado señalara los once metros. Si lo hubiese hecho a buen seguro el guión de la película hubiese sido, al menos, diferente.

Peso en oro

Todo esto fue la parte negativa, en la otra estuvo la positiva, aunque solo fuera una, como fue el gol de Pito Camacho, «que nos hace mantener las esperanzas», advirtió Alfaro que puso en la balanza el peso que puede tener el ambiente en Anduva. «Ahí queremos que nuestras fortalezas se vean mucho más», resaltó el responsable del banquillo del feudo rojillo, que confía en que se pueda conseguir una buena entrada para sembrar los elementos necesarios para la remonta.

El Mallorca tiene ventaja y más teniendo en cuenta el resultado, reconoció Alfaro que espera que Anduva sea una «caldera a presión». De esta manera, se afronta el desenlace de una eliminatoria que ha empezando con una cruz, aunque Alfaro no dudó en afirmar que de momento «las espaldas siguen en todo lo alto».

El encuentro de vuelta se jugará el domingo a las 17.30 horas

Era la incógnita que quedaba por saberse y ya se ha despejado: será el domingo a las 17.30 horas. Esta es la hora que se ha fijado por parte de la televisión que emitirá el duelo para el desenlace de la eliminatoria entre el Mirandés y el Mallorca. Una cuestión que en cualquier caso ha tenido su dosis de desencuentro entre ambos equipos que no se ponían de acuerdo. El propio Pablo Alfaro fue preguntado en rueda de prensa y no ocultó su preferencia por el horario de tarde frente al de las 12.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos