El Sporting B recibirá al Mirandés como el bloque más goleador y el mejor local de toda la categoría

Los sportinguistas solo se han quedado sin marcar en Anduva y en Tudela (1-0)./Avelino Gómez
Los sportinguistas solo se han quedado sin marcar en Anduva y en Tudela (1-0). / Avelino Gómez

El filial suma 39 tantos a favor, un registro que solo mejoran el Barcelona y el Valladolid en las tres primeras divisiones y 25 puntos en casa; nadie lo supera en Segunda B

ÁNGEL GARRAZA

Si se observan los datos que arroja el devenir del Sporting B en el actual campeonato del Grupo II de Segunda B, pocos aficionados podrían pensar que se trata de un equipo recién ascendido de Tercera División. Todo lo contrario, porque son registros más propios de un firme aspirante a subir a Segunda que de un recién llegado a la categoría de bronce y, además, filial, con lo que eso supone en cuanto a su falta de experiencia en una competición en la que abundan los futbolistas veteranos. Ya en Anduva, en el segundo partido de liga, los gijoneses dejaron una magnífica impresión. Merecieron, si se tira de sinceridad, un mejor resultado que el 1-0 con el que cayeron en Miranda. Limones mantuvo vivo al ahora líder. Sin embargo, la trayectoria que ha seguido el rival este domingo de los rojillos no ha hecho sino corroborar la buena imagen que trasladó a finales de agosto.

Transcurridas ya veinte jornadas, no se trata del conjunto revelación sino de una realidad. A la espera de comprobar cómo continúa su recorrido en la segunda mitad de la temporada, lo cierto es que a día de hoy lidera algunas estadísticas no solo del grupo sino de toda la categoría. De entrada, es el bloque más realizador de los 80 que conforman la Segunda B. Ninguno supera los 39 goles que ha logrado; diez más que el Mirandés.

Solo el Barcelona (48 dianas) y el Valladolid (40) mejoran este bagaje en las tres primeras divisiones del fútbol español. Así que los de Alfaro ya saben cuál es uno de los peligros del segundo equipo sportinguista: su enorme pegada. Una facultad, además, que la tiene muy repartida entre su plantilla porque hasta once efectivos han visto puerta desde que arrancó el torneo de la regularidad.

Claudio, con 7 tantos, es su máximo artillero. Ha logrado cinco en casa y otros dos a domicilio. Cayarga e Ismael llevan seis y Pablo, cinco. Los rojiblancos han logrado en su terreno de juego 18 goles: nueve en la primera parte y otros tantos en la segunda, por lo que es un adversario que demuestra continuidad en el juego desde el principio hasta el final. Solo dos llegaron desde el punto de penalti, por lo que aprovecha la velocidad y la puntería para solventar sus compromisos.

Solo dos partidos sin marcar

Solo se ha quedado sin marcar en dos choques de los veinte: en Anduva y en Tudela. En ambos sitios cayó por el mismo resultado: 1-0. Sus mayores goleadas se registraron en Tafalla contra la Peña Sport (1-6) y este fin de semana, en el siempre complicado campo del Gernika (3-5), donde el Mirandés solo pudo empatar (1-1). Solo seis son los que ha encajado en los nueve partidos disputados en casa; 3 en el primer periodo e idéntico número después.

El otro dato que llama poderosamente la atención es su fiabilidad cuando juega como local. Tal es así que solo se ha dejado dos puntos de los 27 que se han puesto en juego en Gijón desde que empezó la liga. Es el mejor del lote en la condición de anfitrión porque suma 25 puntos en los 9 partidos que se han jugado allí. Solo el Amorebieta (1-1) tuvo la osadía de empatar.

Ocho triunfos, un empate y ninguna derrota es su balance. En El Molinón, que es donde recibirá dentro de dos días al Mirandés, jugó ya un partido ante el otro ‘gallito’, a priori, del Grupo II: el Racing de Santander. Se deshizo de los cántabros por 3-1. Solo el Mallorca (líder del III), el Villarreal B (segundo) y el Rayo Majadahonda (del I) igualan los 25 puntos obtenidos por los yogurines ante su hinchada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos