Al menos 700 seguidores rojillos se darán cita mañana en Burgos para arropar al Mirandés

Hinchas mirandesistas en 2003, en un multitudinario desplazamiento a Burgos./ J. FÉLIX GARCÍA
Hinchas mirandesistas en 2003, en un multitudinario desplazamiento a Burgos. / J. FÉLIX GARCÍA

Adquieren ya más de 600 entradas en la sede del club a falta de dos días para el choque; hay confirmados seis autobuses de aficionados

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

El conjunto de Alfaro tendrá el apoyo desde la grada de la hinchada rojilla. El hecho de que se trate de un derbi provincial y de que el Mirandés se juegue tres puntos que pueden determinar su futuro inmediato en la clasificación tanto por su resultado como por el que cosechen sus principales adversarios en la lucha por el primer puesto, son los factores que propician que más de 600 seguidores hayan confirmado ya su presencia en El Plantío.

Las entradas que se han expendido esta semana en la sede del club superaban las 600 ayer por la tarde, último día para adquirir en venta anticipada, al precio de 15 euros cada una, las correspondientes a la afición del Mirandés, que se ubicará en el fondo norte, el reservado los últimos años para los aficionados visitantes.

A ese número habrá que sumar las localidades que se vendan en taquilla a seguidores que opten a última hora por acudir al campo o que se decanten por situarse en una ubicación diferente. Serán, por lo tanto, 700 hinchas los que alienten a sus jugadores con el fin de obtener un resultado positivo en esta cita de rivalidad provincial.

Aunque serán menos que los que se congregaron en Las Gaunas en la primera vuelta o los que se dieron cita en algunas ocasiones, años atrás, en el mismo escenario, finalmente, el Mirandés estará arropado por un número considerable de rojillos, los suficientes como para hacerse oír en El Plantío.

Máxime cuando en Burgos tampoco es que haya un excesivo ambiente ante este duelo. La adversa trayectoria del cuadro blanquinegro, casi sin opciones de entrar en el ‘play off’, y el hecho de que sea Día de Ayuda al Club, no conllevará una gran asistencia local. Solo la presencia del Mirandés puede ‘maquillar’ la afluencia de burgalesistas. No se prevé que sea masiva.

Muchos de los aficionados viajarán desde Miranda distribuidos en seis autobuses, que son los confirmados en colaboración con las peñas. Uno partirá a las 11 horas de la mañana y los otros cinco, a las 14.45, desde la estación de autobuses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos