Los rojillos y su necesidad de seguir sumando

El equipo tendrá que olvidar el derbi contra el Burgos para tratar de seguir ganando. /Avelino Gómez
El equipo tendrá que olvidar el derbi contra el Burgos para tratar de seguir ganando. / Avelino Gómez

El Mirandés debe dejar atrás el derbi y afrontar un duelo ante el Caudal, penúltimo clasificado, por lo que la motivación será crucial para lograr los tres puntos en juego

ÓSCAR CASADO

El Mirandés regresa hoy a la realidad de la competición con un duelo ante el Caudal de Mieres. Atrás debe quedar el derbi, y en esta semana, el trabajo de motivación seguro que ha estado presente porque los rojillos no tienen intención de relajar el pie del acelerador.

Para que sea así, para demostrarlo sobre el césped, los tres puntos en Mieres tienen gran importancia. Además de enfrentarse al hándicap de la relajación, también se juega con dos condicionantes como son la hora del encuentro (12.00 horas) y la superficie del estadio del Caudal, que es de hierba artificial.

El primero se ha tratado de suplir adaptando los entrenamientos a lo largo de la semana y el segundo trasladando las sesiones hasta Haro. No obstante, la hora sí que es novedad, aunque los rojillos ya cumplieron con victoria su primer desplazamiento a esta superficie. Con todo esto en mente, se ha trabajado un encuentro que medirá a dos equipos con aspiraciones diferentes para esta temporada.

Los asturianos de momento no están atravesando su mejor racha y son uno de los cuatro equipos que empezaron la jornada en puestos de descenso, siendo los segundos por la cola. En frente, y como visitante, está el líder, el conjunto de Pablo Alfaro que visita al Caudal después del empate ante el Burgos y sabiendo que pase lo que pase en la jornada, seguirá al frente de la tabla.

Los asturianos representan la otra cara de la moneda, puesto que afrontan el envite tras tres duelos consecutivos perdiendo y de cuatro sin conseguir hacer un tanto. Este está siendo precisamente uno de sus problemas porque es junto al colista de la Peña Sport el equipo que menos goles hace.

Además en su feudo, el Hermanos Antuña, tampoco se ha hecho fuerte ya que solo han sido capaces de lograr cinco de sus nueve puntos, con una victoria por la mínima al Lealtad en la tercera jornada y otros dos empates.

Por contra, los rojillos han viajado con 24 en su casillero y sin conocer la derrota. Unos números que pueden invitar a la confianza, pero en este grupo los pupilos dirigidos por Pablo Alfaro ya han tenido oportunidades de sobra para darse cuenta de que los partidos no están exentos de dificultad. De hecho, duelos contra equipos ubicados en la parte baja como el Vitoria o el Izarra así lo demuestran.

En cualquier caso, en las declaraciones públicas, tanto del propio técnico rojillo como de los jugadores que han salido en rueda de prensa, se ha hecho hincapié en la necesidad de volver a la mentalidad de la competición, como mejor remedio para evitar sobresaltos y volver a la senda de la victoria.

Cambios obligados

Al margen de todos los factores expuestos, también hay que señalar la obligación de realizar cambios en defensa. En esta décima jornada ha llegado el primer jugador que se tiene que perder el partido por acumulación de tarjetas, como es Puerto, a lo que hay que sumar la baja por problemas físicos de Gorka Kijera. El segundo es un fijo en el lateral izquierdo, aunque no es el primer partido del curso que se pierde por lesión.

La baja del central no tiene tanta incidencia puesto que Alfaro está rotando a los centrales, aunque en el partido contra el Burgos, el míster apostó por Puerto junto a Melli. En cualquier caso, frente al Caudal la pareja de centrales todo apunta a que será la formada por Melli y Prieto, mientras que en los laterales, Paris podría pasar al izquierdo y Mario jugaría en su perfil natural por la derecha.

En el centro del campo Rúper y Romero se perfilan como titulares, puesto que son dos de las piezas más utilizadas por el preparador mirandesista. Apartir de ahí, el técnico siempre deja alguna sorpresa, aunque la apuesta por el pichichi del equipo y del grupo, Diego Cervero, se antoja segura salvo que se den problemas de última hora.

Una convocatoria sin novedades con Puerto y Kijera fuera

La lista para viajar a Mieres no será la más difícil para el míster rojillo Pablo Alfaro. Al contrario de lo que venía sucediendo en las últimas jornadas, el técnico no tuvo que pensar mucho la convocatoria, puesto que la sanción de Puerto y la baja por no querer forzar con Gorka Kijera, han hecho que Alfaro viaje con los 18 que tiene disponibles. De esta forma el que entra por segundo partido consecutivo en la convocatoria es Andrés del Olmo, que tal y como vaya el encuentro tiene posibilidades de entrar. De hecho es el único que parte con la vitola de poder ocupar la plaza de central, por lo que es el único defensa que tendrá Alfaro en el banquillo, en caso de que el encuentro lo requiera.

Fotos

Vídeos