«Los rivales se motivan en Anduva y si estamos arriba, más», advierte Mario

El lateral diestro protagonizó numerosas incursiones por la banda derecha.
El lateral diestro protagonizó numerosas incursiones por la banda derecha. / A. GÓMEZ

El joven jugador rojillo admite que el Mirandés se encontrará muchos partidos en casa con los adversarios encerrados, como pasó ante la Peña

ÁNGEL GARRAZA

El lateral derecho, uno de los destacados del Mirandés en el último duelo disputado ante la Peña Sport, tiene claro que el guión, al menos en Anduva, va a variar poco frente a buena parte de los conjuntos que visitarán Miranda. Adversarios encerrados atrás para tapar espacios y líneas de pase que van a fiar su suerte atacante a la correcta ejecución de alguna contra. Es lo que hizo la Peña Sport, si bien el conjunto navarro solo llegó una vez a los dominios de Limones.

«Nos costó; pasaba el tiempo y no marcábamos pero, al final, el trabajo del equipo tuvo el resultado esperado y creo que la victoria fue merecida», reconoce Mario. Lo que se vio este domingo, puede ser un calco de lo que le aguarda al bloque de Alfaro en los próximos emparejamientos, principalmente cuando la cita sea en Miranda.

«Los rivales ven el campo y se motivan cuando vienen aquí; somos el Mirandés y todos los equipos van a querer ganarnos y si estamos arriba, más todavía». El gol tardó en llegar para un Mirandés que, salvo Cervero, no se muestra fino en labores atacantes. «Lo importante es que logramos los tres puntos», apunta el futbolista de San Fernando. «Costó, pero también sabe bien cuando es así. Tras el gol nos soltamos un poco más, llegó tarde, pero también gusta una victoria así».

El andaluz fue titular por vez primera en la Liga. A ello contribuyó la baja de Gorka Kijera, que tuvo que seguir las evoluciones de sus compañeros desde la grada de Tribuna, lo que motivó que Paris se reubicará en el lateral zurdo. Mario tuvo una actuación destacada, papel importante que el defensa también quiere hacer extensivo a la afición –tras saludar en el centro del campo, después se dirigieron todos hacia el público congregado en la grada de animación–.

«El ambiente es bueno, desde la grada se empuja mucho y sabemos que es un campo donde vamos a jugar siempre con uno más; es muy cómodo y la verdad es que se está a gusto», relata el zaguero, cuyas incursiones por la banda derecha fueron lo más sobresaliente del encuentro, al margen del gol que dio tres puntos, que permiten al equipo figurar en el grupo de cabeza.

De entrada, no se han quedado por el camino ninguno de los seis que se han puesto en juego en casa. Este es otro de los objetivos que se ha marcado el equipo para estar arriba en la clasificación al final de la competición. Amarrar todos los que se pongan en juego en Anduva.

«No se están escapando puntos de nuestro campo; ese es nuestro rol, llevar la iniciativa y jugar siempre así porque aquí vamos a ir a ganar para que se vayan los menos puntos posibles».

Mario afirma que no va a resultar una tarea sencilla, como tampoco lo fue ante el último clasificado en un duelo atascado desde el principio por la escasa mordiente ofensiva del Mirandés, principlamente en el primer tiempo, y por el planteamiento elegido por el entrenador visitante, que pobló tanto la defensa como el centro del campo de hombres para contrarrestar el dominio de los locales, máxime cuando ambos conjuntos se habían visto las caras semana y media antes.

«Todos nos van a querer ganar», insiste Mario, consciente del cartel de favorito que acompaña a los rojillos. Por el momento, ninguno de los cuatro rivales ante los que se ha medido en la competición doméstica lo ha conseguido.

Fotos

Vídeos